Anuncios

Fotos de "Canelo" Álvarez que confirman que es el rey del boxeo

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 12 (EL UNIVERSAL).- Saúl "Canelo" Álvarez disfruta de su profesión. Basta con ver subirlo a ring para notar que definitivamente ese es su lugar en el mundo. Y si bien empezó su carrera desde muy abajo, y no todo fue siempre felicidad, lo cierto es que en la actualidad puede disfrutar de los beneficios de la fama que su profesión le ha dado. Gracias a sus ganancias como deportistas puede darse todos los lujos que quiera.

Incluso muchas veces "Canelo" Álvarez ha sido criticado por esto. Es que más de uno lo ha criticado diciendo que se dedica a "despilfarrar" su sueldo. Pero la verdad es que se trata de lo que ganó como fruto de su trabajo así que cómo lo gasta no debería ser motivo de debate. Lo que no podemos negar es que lleva una vida de excentricidades que hay quedado registradas en estas 6 fotos que nos demuestran por qué lo llaman el rey del boxeo.

Su infancia

Álvarez no siempre fue famoso. Hubo una etapa de su vida en que debió ingeniárselas para poder comer. Fue así como terminó vendiendo paletas en la calle con tal de juntar algo de dinero para poder llevar a casa. Su padre era quien lo acompañaba en esta tarea.

Rodeado de estrellas

El boxeo le ha permitido a "Canelo" conocer muchas personas. Desde hace tiempo se rodea de celebridades. Incluso hasta se ha dado el lujo de jugar al póquer con Luis Miguel y el cantante de San Juan, Puerto Rico.

Con transporte de lujo

Al igual que muchas estrellas Saúl Álvarez cuenta con un jet privado propio. La aeronave está valuada en 20 millones de dólares y le permite viajar por el mundo.

Santificado sea tu nombre

Álvarez también tiene su foto con el Papa Francisco. Pero no solo tiene una postal con el sumo pontífice. Es que el día en que se tomaron el retrato en el Vaticano, el deportista aprovechó para regalarle unos guantes firmados por él mismo con la frase "México le quiere".

Sus raíces

Si bien Canelo se puede dar los lujos de visitar los lugares del mundo que desee, lo cierto es que cada uno le gusta visitar países latinos. Hace un tiempo visitó la ciudad colombiana de Antioquia donde quedó encantado con el lugar.

Su frase de cabecera

"Al final uno se va y se va sin nada... aprendí -de lujos- con el tiempo, porque nací sin nada", es una de las frases que más repite Canelo Álvarez. Tal vez sea por ello que aprovecha al máximo todo. Esta foto con él sentado en una especie de trono es uno de las que más representa esta leyenda que usa como cabecera de vida.