Anuncios

La Fiscalía de Tailandia pide mantener detenido a exmandatario por la acusación de lesa majestad

Bangkok, 6 feb (EFE).- La Oficina del Fiscal General de Tailandia ha pedido este martes que mantengan detenido al ex primer ministro Thaksin Shinawatra después de informar que la fiscalía investiga una denuncia contra el exdirigente por el delito de lesa majestad.

El portavoz de la fiscalía, Prayut Petchkhun, declaró a los medios que la solicitud busca que Thaksin, quien cumple un año de prisión por varios cargos de corrupción durante su mandato (2001-2006), siga arrestado en el caso de que pida y logre la libertad condicional, algo que podría solicitar a partir del 18 de febrero.

En una rueda de prensa, Prayut detalló que la denuncia contra Thaksin, quien vivió en el autoexilio desde 2008 hasta el pasado agosto para evitar a la justicia tailandesa, fue presentada en 2016 a raíz de las declaraciones del exmandatario durante una entrevista con una agencia de noticias surcoreana.

Aquellas declaraciones sugerían que el Consejo Privado de la Casa Real estaba detrás del golpe de Estado de mayo de 2014 contra el Gobierno de Yingluck Shinawatra, hermana menor de Thaksin.

En un comunicado previo emitido en la mañana del martes, la Oficina del Fiscal General remarcó que de momento se encuentran recopilando toda la información sobre el caso antes de que el Fiscal General decida, en un plazo no determinado, si acusar formalmente a Thaksin o desestimar la denuncia.

El exdirigente, que desde su regreso no ha llegado a pasar una noche en prisión, se encuentra ingresado en el Hospital de la Policía en Bangkok bajo la custodia del Departamento de Prisiones.

A mediados de enero, Prisiones autorizó extender la hospitalización fuera de la cárcel de Thaksin quien, según los doctores, padece de patologías médicas que ponen en peligro su vida.

Thaksin, de 74 años y depuesto en un golpe militar en 2006, regresó a Tailandia el pasado 22 de agosto después de 15 años en el exilio, el mismo día en el que su aliado Srettha Thavisin fue elegido primer ministro con apoyo de dos partidos promilitares.

El exmandatario pasó unas pocas horas en una prisión antes de ser trasladado a un hospital y, a la semana siguiente, un perdón real le rebajó las condenas acumuladas de 8 a 1 año de prisión.

Los últimos acontecimientos han sido vistos como la reconciliación del círculo de Thaksin y la élite promilitar y promonárquica de Tailandia, que lo ha considerado durante años el enemigo público número uno del país.

(c) Agencia EFE