Anuncios

La Fiscalía francesa pide entregar a Anboto a España por el crimen de Miguel Ángel Blanco

París, 6 mar (EFE).- La Fiscalía francesa se pronunció este miércoles en favor de la entrega a España de Maria Soledad Iparraguirre, alias Anboto, para que sea juzgada por haber sido una de los que tomaron la decisión, como jefa del aparato militar de ETA, de secuestrar y asesinar en 1997 al concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco.

El fiscal de la sala de instrucción del Tribunal de Apelación de París, que pidió la extensión de la entrega de 'Anboto' por esos hechos, subrayó durante su intervención la buena cooperación con la Justicia española, en especial con la magistrada de enlace, e hizo notar que reciben los dossieres completos.

Con esta euroorden contra Iparraguirre Guenechea cursada por el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, se reclama a la exdirigente etarra (que se encuentra encarcelada en España) para sentarla en el banquillo por los delitos de secuestro terrorista y asesinato terrorista.

El presidente de la sala de instrucción, que hizo el resumen del sumario, explicó que en caso de ser considerada culpable, según las indicaciones de la Audiencia Nacional se le podría imponer una pena de 15 a 20 años por la primera de esas inculpaciones y de 20 a 30 por la segunda.

La Justicia española considera que era la principal responsable del aparato militar de ETA entre 1993 y 1998, y desde esa posición se encargaba de decidir qué comandos actuaban, así como determinar los objetivos potenciales para los atentados.

Su abogada, Xantiana Cachenaut, que no estuvo presente en la audiencia como tampoco la etarra, en sus alegaciones escritas se quejó de que la demanda española no respeta a su parecer en algunos aspectos el Código de Procedimiento Penal y que falta concreción sobre las fechas, lugares y circunstancias que vinculan a 'Anboto' con los hechos que se le reprochan.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón inició el pasado verano los trámites para que Francia dé luz verde y se pueda sentar en el banquillo a dos antiguos jefes de ETA, la propia Iparraguirre, y Miguel Gracia Arregui, "Iñaki de Rentería", por el caso de Miguel Ángel Blanco.

Como ambos fueron detenidos en Francia y se acogieron al llamado principio de especialidad, la Justicia de ese país tiene que aprobar cada nuevo procedimiento que abra contra ellos España para poder llevarlos ante un tribunal.

En el caso de 'Anboto', la sala de instrucción del Tribunal de Apelación de París se pronunciará el próximo 27 de marzo. Esa decisión puede luego recurrirse ante el Tribunal Supremo.

A Iparraguirre y a Gracia Arregui se les acusa, como miembros del comité ejecutivo de la banda, haber dado las órdenes para que se llevara a cabo la acción contra el concejal del Partido Popular de la localidad vizcaína de Ermua, que fue secuestrado el 10 de julio de 1997 cuando iba a su trabajo.

ETA exigió entonces, bajo la amenaza de asesinarlo, el acercamiento de todos los presos de la organización terrorista a las cárceles del País Vasco y, ante la negativa del Gobierno a negociar, fue tiroteado y abandonado en el monte el día 12. Murió horas después de que fuera encontrado.

Esa acción generó durante y después del secuestro una movilización contra ETA de decenas de miles de personas que salieron a las calles en el País Vasco y en muchos otros puntos de España.

Tres miembros de la organización terrorista ya fueron condenados por su participación en el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco.

(c) Agencia EFE