Anuncios

Finalizado el proyecto de convención del Consejo de Europa de la inteligencia artificial

París, 15 mar (EFE).- El comité creado por el Consejo de Europa para crear un convenio marco sobre la inteligencia artificial ha finalizado su redacción, de forma que va a ser sometido para su adopción por el Comité de Ministros antes de que se abra a la firma por los países.

"Este tratado, el primero de este tipo, garantizará que el auge de la inteligencia artificial respete las normas jurídicas del Consejo de Europa sobre los derechos humanos, la democracia y el Estado de derecho", destacó la secretaria general de la organización, Marija Pejcinovic Buric, en una declaración publicada este viernes.

La secretaria general afirmó que la finalización el jueves de los trabajos por parte de ese comité "es una realización extraordinaria y debe celebrarse como tal".

Sobre todo, insistió en que aunque haya sido elaborado -una organización de 46 miembros, distinta de la Unión Europea, cuyo objetivo es la defensa de los derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho- será "un instrumento global, abierto al mundo entero".

Es decir, que una vez que se adopte -en un plazo todavía por determinar- cualquier país del mundo lo podrá suscribir ya que la voluntad es que se convierta en un estándar global.

Pejcinovic Buric aseguró que el texto elaborado por el comité constituye "un buen equilibrio" porque ha recibido aportaciones de los gobiernos, de expertos, del propio sector de la inteligencia artificial y de la sociedad civil.

"Estamos convencidos -añadió- de que una vez adoptado, este tratado suscitará un consenso general sobre el alcance de su impacto".

El objetivo declarado en el redactado del proyecto de convención es "garantizar que las actividades que se llevan a cabo en el ciclo de vida de los sistemas de inteligencia artificial son plenamente compatibles con los derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho".

Con ella se incita a que los países que lo adopten se doten de medidas legislativas, administrativas o de otro que sean "graduadas y diferenciadas en función de la gravedad y la probabilidad de que aparezcan consecuencias negativas para los derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho".

En paralelo al Consejo de Europa, pero sin una relación directa, la UE ha encarrilado esta semana la que se ha definido como la primera ley de inteligencia artificial del mundo, que permite o prohíbe el uso de esta tecnología en función del riesgo para los ciudadanos.

Ese otro texto, ratificado por el Parlamento Europeo el pasado miércoles, prohíbe la vigilancia masiva e indiscriminada en espacios públicos, aunque al mismo tiempo permite que las fuerzas del orden puedan emplear cámaras de identificación biométrica con previa autorización judicial para prevenir una amenaza terrorista inminente.

(c) Agencia EFE