Anuncios

El filme mexicano 'Noche de bodas', una "pequeña crítica" al matrimonio y su "absurdidad"

Ciudad de México, 7 mar (EFE).- El filme mexicano 'Noche de bodas', que se estrena este jueves como el primero dirigido por el actor Osvaldo Benavides, hace "una pequeña crítica" al matrimonio y a la "absurdidad" que a veces representa, en palabras de la actriz Ludwika Paleta en una entrevista con EFE.

Paleta y Benavides interpretan a Lucía y Nico, una expareja de arquitectos que vuelve a coincidir, tiempo después de romper, en un hotel que reformaron juntos durante sus respectivas noches de bodas.

Aunque intentan aparentar que ya no se quieren, el amor que les une pondrá patas arriba ambas ceremonias.

"La película es una pequeña crítica al establecimiento de cómo casarse, lo absurdo que resulta a veces y cómo lo seguimos haciendo una y otra vez", asegura la actriz.

Las mentiras son troncales en la trama hasta el final, cuando esta construcción "se derrumba".

"Al final, toda la boda explota, todo se va al carajo. Explota en mil pedazos”, asevera Benavides.

Paleta añade que el público será consciente de que “la realidad supera la ficción” al destacar que ‘Noche de bodas’ enseña las bambalinas de unas nupcias, “los pensamientos debajo de la mesa”.

“Son personajes que espejean mucho de lo que nos pasa a todos, que ignoramos nuestros sentimientos, no queremos aceptar lo que nos pasa, (...) andamos por la vida pretendiendo algo que no somos”, desgrana el actor y director.

Esto es algo que viven, particularmente, Nico y Lucía, quienes están a punto de casarse con alguien a quien no aman y viven con muchos miedos.

"Son dos personas que se aman, pero no tienen resueltas muchas cosas", relata Paleta.

El resto de personajes también experimentan “miedo a entrar en ese molde”, como Beto, el prometido de Lucía que descubre, gracias a la locura que vive en su particular noche de bodas, quién es y qué es lo que quiere.

Por otra parte, la intérprete sostiene que “cada vez más, hay más miedo al compromiso”.

Y Benavides puntualiza que lo que da miedo a las personas es estar con ellas mismas.

“Todo el tiempo estamos distraídos y no queremos conocernos y saber qué necesitamos, qué nos sobra, qué queremos del otro”, reflexiona el actor.

Benavides prefiere "dirigir más y actuar menos"

Preguntado sobre si repetiría la combinación de interpretación y dirección, Benavides asegura que sí, aunque daría más peso a la faceta de director.

“Probablemente la siguiente vez quisiera dirigir más y actuar menos, pero sí lo haría porque para mí fue un juego”, adelanta.

Además, revela entre carcajadas que tomaría esta decisión para “no actuar tan mal”, pues a quien tuvo que “editar” más durante la posproducción fue a él mismo.

El intérprete ha participado en numerosas telenovelas, ámbito donde inició su carrera, pero también ha explorado el teatro con obras como 'Duele', en la que coincidió con Paleta, conocida también por sus papeles en melodramas mexicanos, tanto en la televisión como en el cine.

El "corazón" de la película, según su director, late al ritmo en el que los personajes pasan "del miedo al amor", una transición que les permite identificar los "paquetitos culturales", como el matrimonio, que la sociedad acepta "ignorando si es algo que quiere".

"Cuando no hacemos las cosas a conciencia, nos explota la realidad en la cara y, si no haces caso, la vida te la va a poner en el peor momento, llámese tu noche de bodas", zanja Benavides.

(c) Agencia EFE