Anuncios

Filipinas dispuesta a usar las Fuerzas del Estado contra cualquier intento de secesión

Bangkok, 4 feb (EFE).- El gobierno de Filipinas aseguró este domingo que está dispuesto a usar la "autoridad y Fuerzas" del Estado para defenderse de cualquier intento de secesión, a raíz de la amenaza lanzada por el expresidente Rodrigo Duterte de separar la sureña isla de Mindanao del resto del archipiélago.

"El gobierno nacional no dudará en utilizar su autoridad y sus Fuerzas para sofocar y detener cualquier intento de desmembrar la República" de Filipinas, apuntó hoy en un comunicado el asesor del Consejo de Seguridad Nacional, Eduardo Año.

El representante filipino remarcó la "soberanía e integridad del territorio nacional" ante los recientes llamamientos para la independencia de Mindanao, apuntó Año sin referirse directamente a Duterte, en cuyo gobierno sirvió como ministro de Interior y jefe de las Fuerzas Armas, recoge el diario PhilStar.

Esta semana el polémico expresidente ha elevado la voz para reclamar la autonomía de su isla natal, donde desde hace años se ha logrado apaciguar los conflictos con grupos armados musulmanes que buscaban la secesión de la región.

Los enfrentamientos dialécticos entre Duterte y el actual presidente, Ferdinand Marcos Jr., han aumentado de tono recientemente y han mostrado las profundas fisuras de la alianza que conforman estos dos clanes políticos.

A pesar de los desacuerdos, la actual vicepresidenta e hija de Duterte, Sara Duterte-Carpio, ha tratado de guardar distancia ante las palabras de su progenitor.

Mindanao, donde también actúan varios grupos afines al Estado Islámico, es una de las regiones más pobres del archipiélago filipino lastrada por las décadas de intensos conflictos entre grupos rebeldes musulmanes y el Ejército.

En 2014, el gobierno de Filipinas y la guerrilla Frente Moro para la Liberación Islámica (FMLI), el más poderoso de la zona, sellaron un acuerdo de paz que enterraba sus objetivos de independencia a cambio de una mayor autonomía para la región de Bangsamoro, en el sureste de Mindanao y de mayoría musulmana.

(c) Agencia EFE