Anuncios

Feministas apoyan que renuncien funcionarios en Zacatecas

ZACATECAS, Zac., marzo 11 (EL UNIVERSAL).- A dos días de las detenciones arbitrarias de mujeres en la marcha del 8M, feministas se manifestaron para exigir una respuesta y reprochar el silencio del gobierno de Zacatecas, mientras que la fiscalía local informó que se inició una carpeta de investigación y asegura que será "exhaustiva e imparcial".

Integrantes del Movimiento Feminista de Zacatecas realizaron ayer una concentración afuera de Palacio de Gobierno como un acto de protesta y resistencia en apoyo a las víctimas que fueron violentadas.

Integrantes del Bloque Negro, Bloque Rojo y Resistencia Radical denunciaron que las autoridades estatales y municipales realizaron la embestida "cuando ya se habían replegado a los grupos de autodefensa feminista, quienes velaban y contenían las provocaciones, salvaguardaron la seguridad de las manifestantes.

"Las autoridades actuaron de manera cobarde, porque se esperaron a que los grupos de autodefensa se fueran de la marcha. No son pendejos para meterse a los putazos con el Bloque Negro", dijo una de las líderes del bloque.

En el pronunciamiento condenaron los hechos de represión y aseguraron que "fueron agresiones directas contra mujeres, niños y niñas, así como mujeres con discapacidad y de la tercera edad".

Respaldaron al Movimiento Feminista, que exige la renuncia de Rodrigo Reyes Mugüerza, secretario general de Gobierno; del general Arturo Medina Mayoral, secretario de Seguridad Pública, y de Osvaldo Caldera, director de Policía Vial, así como una disculpa pública del gobernador David Monreal.

Durante la concentración, las manifestantes realizaron pintas y pegaron en las paredes de Palacio de Gobierno hojas con fotografías del secretario general y de los policías con la frase: "Terroristas de Estado", además de gritar consignas como: "¡A nosotras no gasean y con el narco se culean!", "La policía no es aliada, aunque se vista de morada".

Al respecto, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) expresó que había "preocupación e inconformidad con el uso desproporcionado de la fuerza por parte de cuerpos de seguridad", y exhortó a las autoridades a esclarecer los hechos y tomar las medidas correspondientes.

Durante y después de los hechos violentos, la CDHEZ atendió a 21 personas, se aperturaron 7 quejas, se dio acompañamiento a 14 personas para revisar su situación jurídica y se brindó contención psicológica a una persona con cuadro de estrés.