Anuncios

Delbonis, campeón de la Copa Davis en 2016, se retira porque el cuerpo le pide "una tregua"

Buenos Aires, 29 ene (EFE).- El tenista argentino Federico Delbonis, campeón de Copa Davis en 2016, se retira de las pistas a los 33 años de edad, según publicó él mismo en un emotivo mensaje, en el que afirmó que su cuerpo le pide "una tregua".

"Se cierra una etapa en mi vida, la cual me formó como deportista y persona principalmente. Viví momentos inolvidables e inigualables dentro y fuera de la cancha de tenis, pero es momento de escuchar a mi cuerpo que me pide una tregua", escribió en su perfil de Instagram el de Azul (provincia de Buenos Aires).

Delbonis, que entró en el circuito profesional en 2007, agradeció en su despedida a quienes confiaron en él, con comentarios particulares para su familia, su cuerpo técnico y amigos y sin olvidarse de los aficionados, "los que alentaron e hicieron fuerza desde una tribuna o desde sus casas".

"Fueron muchas experiencias y emociones vividas a lo largo de todos estos años. Hoy se termina un viaje de los más enriquecedores de mi vida, pero van a venir más rutas para recorrer", agregó 'Delbo', quien resumió que fue "muy feliz" haciendo lo que le gustaba.

Pese a que su mejor puesto en el ránking ATP fue el 33 -lo que logró en mayo de 2016- y a que acumuló sólo dos títulos -Sao Paulo 2014 y Marrakech 2016, ambos sobre arcilla-, su nombre está en el Olimpo del tenis argentino por ser quien obtuvo el punto decisivo en la final de Copa Davis que la Albiceleste ganó ante Croacia.

Aquella serie disputada en noviembre de 2016 en Zagreb comenzó con derrota precisamente de Delbonis ante Marin Cilic por 6-3, 7-5, 3-6, 1-6 y 6-2.

Tras las dos victorias individuales del argentino Juan Martín del Potro ante Ivo Karlovic y Cilic y la del doble croata Cilic-Ivan Dodig sobre 'Delpo' y Leonardo Mayer, campaba un empate 2-2 en el marcador que dejó todo para el encuentro final entre Delbonis y Cilic.

El 'Gordo', aquel chico que había empezado a jugar con 7 años al tenis, cuyos ídolos eran su compatriota Guillermo Vilas y el sueco Björn Borg, se encontró ante el partido de su vida: no sólo ganó en tres sets (6-3, 6-4 y 6-2), sino que dio a Argentina la única 'ensaladera' de su historia.

La Albiceleste había perdido en 1981 contra Estados Unidos, en 2006 contra Rusia, y en 2008 y en 2011 contra España.

(c) Agencia EFE