Anuncios

El FC Barcelona reformula el pago del Espai Barça

Barcelona, 3 mar (EFE).- Cada vez está más cerca el 31 de marzo, la fecha límite que se ha marcado la junta de Joan Laporta para tener cerrada la financiación de 1.500 millones para el Espai Barça. Pero aún no está clara la estructura de la operación. La última novedad es que la agencia de rating KBRA abre la opción a cinco emisiones de bonos en un informe al que ha tenido acceso EFE.

Así, quedaría aparcada la intención anunciada a principios de febrero, cuando se habló de tan solo tres emisiones de bonos. En la nueva estructura, el FC Barcelona haría cinco emisiones de bonos y también solicitaría un crédito bancario. Este cambio ha provocado que KBRA devalúe la nota del proyecto del Espai Barça de BBB+ a BBB. La agencia considera que el interés de la deuda se incrementará en 200 puntos básicos.

La nueva estructura es la siguiente: los 100 primeros millones de euros el club los tendría que pagar en 2028, cuando también debería devolver un crédito bancario de 200 millones. A partir de entonces, debería pagar 250 millones en 2030; 350 en 2032; 400 de forma periódica en 2044 (con intereses hasta 2027); y 200 repartidos en diferentes cuotas que finalizarían en 2047 (intereses hasta 2044).

Los fondos de inversión encargados de buscar a los potenciales inversores son los norteamericanos Goldman Sachs y JP Morgan.

La manera que prevé el FC Barcelona de devolver el dinero es la constitución de un fondo de titulación que otorgará a los inversores los ingresos que superen los primeros 100,4 millones de euros de facturación que generará el Espai Barça.

Legends, la empresa encargada de buscar formas para incrementar los ingresos del nuevo Camp Nou, calcula que cuando el recinto esté a pleno rendimiento una vez finalizadas las obras puede llegar a facturar 346 millones de euros anuales.

Pero uno de los motivos por los que KBRA ha rebajado la calificación del Espai Barça de BBB+ a BBB es que pone en duda que el club azulgrana pueda cumplir el calendario de pagos de los bonos y el crédito bancario debido a que el nuevo Camp Nou aún tardará unos años en estar a pleno rendimiento. Por lo tanto, la agencia considera que habrá que refinanciar los vencimientos más cercanos en el tiempo.

El primer equipo masculino de fútbol se marchará a jugar al Estadio Olímpico de Montjuïc de Barcelona este verano y no regresará al Camp Nou hasta, como mínimo, finales de 2024. De todas maneras, lo tendrá que hacer con un aforo notablemente reducido porque las obras seguirán en marcha.

El calendario de obras señala el verano de 2026 como la fecha de conclusión de las obras del Camp Nou.

“KBRA publicó un informe de calificación preliminar el 3 de febrero de 2023. Posteriormente, el emisor (el FC Barcelona) presentó a KBRA una estructura de transacción modificada”, dice el informe de la agencia de rating, con fecha del 27 de febrero.

En la anterior estructura, aún no descartada, tan solo se contemplan tres emisiones de bonos de 500 millones cada una repartidas de la siguiente manera: la primera cuota el FC Barcelona la debería devolver íntegramente en 2032; la segunda se pagaría anualmente hasta 2045; y la tercera con cuotas entre 2045 y 2052 habiendo abonado previamente los intereses.

Mientras tanto, la constructora turca Limak, que ganó la licitación para reformar el Camp Nou por delante de las españolas Ferrovial, FCC y Acciona, ha escogido Barcelona como hub para sus proyectos en Europa y Latinoamérica.

Ahora mismo, según la propia empresa, tiene 200 proyectos valorados en más de 25.000 millones de dólares en 14 mercados internacionales y tuvo 4.619 millones de dólares de facturación en 2021. Además, ya cuenta con 40 empleados en Barcelona y prevé que la cifra se incremente hasta los 200 en 2026.

Limak ha construido el Mersin Arena (Turquía), de 25.000 espectadores, sede de los Juegos del Mediterráneo en 2013.

Para acometer la remodelación del Spotify Camp Nou, Limak contará con Robert Bird Group, una consultora australiana de ingeniería de propiedad privada que se encargará de la planificación y las estructuras. En su historial hay la remodelación y construcción del Emirates Stadium, Wembley y el Estadio Olímpico de Londres, entre otros.

Otra empresa que ayudará a Limak en la remodelación del feudo azulgrana será la madrileña Ghesa, especializada en la prestación de servicios de ingeniería y arquitectura y sin experiencia en recintos deportivos.

Sergi Escudero

(c) Agencia EFE