Anuncios

El famoso vídeo de Kobe con EFE que emocionó a los Lakers

Madrid, 10 mar (EFE).- "No hay debate. Cuando Pau se retiré tendrá su número en lo alto del pabellón". Lo dijo Kobe Bryant en el almuerzo de los Oscars 2018 al corresponsal de EFE en Los Ángeles Antonio Martín Guirado. Ese vídeo fue clave en la ceremonia de la retirada de la camiseta de Pau Gasol.

"El vídeo ha podido ayudar y propiciar este momento", asegura a EFE Guirado, quien desgrana cómo se gestaron 21 segundos que han dado la vuelta al mundo.

Pregunta: ¿Cómo surgió el vídeo?

Respuesta: Fue en un evento de la Academia de Hollywood previo a la ceremonia de los Oscars. En un almuerzo que reúne tradicionalmente a todos los nominados y lo que suelen hacer es que unen en las mesas a gente de diferentes campos. Por ejemplo, un director de cine puede estar rodeado de alguien de efectos especiales, con alguien de maquillaje, con alguien de vestuario... para que se conozcan un poco y hablen de su de su trabajo específico. Y ahí estaba yo, cubriéndolo como un año más. Y me di cuenta de que estaba Kobe Bryant por ahí.

Justo hay que recordar un poco el contexto de esto. Justamente en esos días en Los Ángeles había mucho debate en las tertulias deportivas acerca de si Gasol, lógicamente ya no estaba jugando en los Lakers, en un futuro merecería ese reconocimiento de retirarle la camiseta. Y dije bueno, pues esto hay que preguntárselo a Kobe, que juraría que no se había pronunciado al respecto. Y me acerqué.

Siempre digo que no es que tuviéramos amistad ni mucho menos, pero me reconoció por todos esos años en los vestuarios del Staples y me atendió fenomenal. Le hice una pregunta y lo dejó claro. Tal vez, ese vídeo no tenía que haber tenido el protagonismo que ha tenido, pero por desgracia ocurre esa tragedia y a falta de su presencia física queda ese mensaje.

P: ¿Cómo fue ese momento en el que se acerca a Kobe para hacerle la pregunta?

R: Yo llego a Los Ángeles 13 días antes de que lo haga Pau Gasol. Y en esa primera temporada me dedico mucho a hacer contactos, a conocer gente. Hice una gran relación con la publicista de Kobe Bryant y durante mucho tiempo estuve intentando conseguir una entrevista de Kobe y Pau juntos hablando castellano, aunque fuera poquito. Y lo conseguí. Después del primer anillo, al comienzo de la temporada 2010. Entonces, sin, repito, tener una amistad con él, vio mi cara todas las temporadas desde 2008.

Cuando me acerco, se me queda mirando y me dice “creo que te conozco”; y le dije que claro, del Staples, de los vestuarios. “¿Qué me quieres preguntar? ¿Vienes a preguntarme de baloncesto?” Le contesté que iba a preguntarle sobre los Oscars, pero también de baloncesto. Y me atendió muy bien. Le pregunté primero por el documental y me dijo que en su vida se hubiera imaginado estar en los Oscars; que el soñaba con anillos y con ser el mejor, pero que los Oscars no era algo que le resultase natural.

P: Y cuando accede, saca el móvil, casi de manera improvisada, para grabar un vídeo que al final ha dado la vuelta al mundo.

R: Sí, efectivamente. Yo en estos eventos iba con el móvil a todas partes. Teníamos, y seguimos teniendo, una magnífica relación con la Academia de Hollywood. En este tipo de actos no acreditan a cualquiera, acreditan a personas que han demostrado, a periodistas que se pasan toda la temporada no solamente yendo a los Oscar, sino que se pasan todo el año acudiendo a los eventos que organizan y a aquellos con los que tienen mejor relación. Y, lógicamente, por el potencial de EFE en todos los países de lengua española,. Ahí estuvimos y ahí seguimos estando desde 2015. No hemos faltado.

P: Y de aquello, el fenómeno viral de estos días. Imposible esperárselo, ¿verdad?

R: Nunca te lo esperas. Lo suyo, ya te digo, lo normal, es que hubiera estado ahí, acompañándole con su familia y que hubiera podido decirle esas palabras físicamente. Yo no tengo ninguna duda de que ese reconocimiento habría pasado de todas maneras, porque ya te digo, son dos títulos, son tres finales. Es un impacto inmediato. En el momento en el que va a los Lakers estaban en tierra de nadie, en un momento en el que Kobe Bryant era capaz de meter el año antes 81 puntos, pero no conseguía elevar al equipo a ese nivel en que se habían demostrado años antes que sí era capaz.

Lógicamente, Kobe necesitaba decir que también era capaz de llevar a los Lakers a ganar, pero estaba frustrado porque consideraba que no le daban desde la directiva las piezas necesarias; y de hecho había pedido el traspaso. Entonces, en el momento en el que llega Pau Gasol, el equipo se convierte de forma inmediata en un aspirante al anillo. Pau llega el 1 de febrero y en junio están disputando las finales. Es verdad que en esas finales las pierden en el sexto partido después de una paliza terrible. Pero luego, y Pau siempre lo ha dicho, sin ese dolor, sin ese aprendizaje, no hubieran sido capaces de ganar dos títulos seguidos en los años posteriores.

P: Asegura que la retirada de Pau hubiese ocurrido también sin su vídeo, pero es el germen de todo...

R: Yo lo que digo es que le di una gran asistencia a Pau (ríe). De hecho, en las múltiples entrevistas que ha dado estos días, hay una en El Mundo, de mi compañero Pablo Scarpellini, donde le preguntan al respecto y dice que quién sabe si estaríamos hoy en esta situación si Kobe no se llega a pronunciar de esta manera. Yo, lógicamente, no me voy a tirar flores al respecto, pero sí que considero que ha podido ayudar y propiciar este momento. Sin duda.

Hay mucho debate de por qué Pau y no otros jugadores que han sido decisivos y han tenido mucho poder de influencia, como podría ser Derek Fisher o Michael Cooper o Byron Scott, pero no han tenido esa incidencia con esos números, con esa aportación de manera tan, tan decisiva. Como en aquel séptimo partido de las finales. Al final le dan el MVP a Kobe, peo se lo podían haber dado a Pau perfectamente porque es quién se echó el partido a las espaldas.

Además, también hay una cosa de que en la franquicia, que al final es quien decide estas situaciones, se respeta mucho, se admira mucho el trabajo de Pau en las canchas, pero también en lo extradeportivo. Siempre hablamos de la faceta humana de Pau. Y es verdad. Es una persona que llega a Los Ángeles, donde el 50% de la población es de origen hispano y, de repente, en un pabellón en la que casi la mitad de la gente es mexicana están viendo que alguien que habla su idioma logra el éxito. La gente se ve reflejada en él.

A la gente le encantaba ver eso y hay una conexión muy bonita de Pau con la población. Con la población hispana de Los Ángeles. Se volcó siempre con ellos, con los más desfavorecidos, con el tema de su fundación a través de la alimentación. Ya te digo, la conexión de Pau con la población latina de allí es muy potente y creo que el haber sido de esa manera y siempre impecable en todos los aspectos, porque es que prácticamente creo que no hay nadie que pueda decir algo malo sobre él, eso también influye.

P: Hacen cinco años ya del vídeo. Cuando se acercaba la retirada de la camiseta de Pau, ¿esperaba que volviera a salir a la luz?

R: Fue a finales de octubre cuando me contactan dos productores que estaban trabajando en la serie de ‘Legacy’, de los Lakers. Me dijeron que estaban ayudando a los Lakers a recopilar clips para la ceremonia y que habían estado buscando vídeos de Kobe Bryant hablando sobre este acontecimiento, y que el único que habían encontrado al respecto era el mío. Les dije que, por mí, ningún problema, pero que tenían que hablar con la que entonces era mi empresa.

Entonces yo me quedo con la expectación de qué va a pasar. Me pongo la alarma a las 5:00 AM, aunque dio igual, porque no fui capaz de dormir en toda la noche. Y, nada, mordiéndome las uñas a ver qué salía finalmente. Cuando aparece Vanessa Bryant presentando el clip y veo esas imágenes me dio una satisfacción personal muy grande.

P: ¿Cómo vivió ese momento desde su casa?

R: Me llamó la atención ver los vídeos de Derek Fisher y Phil Jackson hablando de Pau antes del homenaje. Me hubiera gustado verles arropándole en la cancha y que hubieran dado ese discurso junto a él, pero, lógicamente, querían distribuir la ceremonia porque no puedes alargar mucho más al descanso, ya que hay un partido jugándose.

Al final fue un testimonio de la personalidad de Pau. Nada de artificios, de ir directamente a lo que importa. Con el vídeo, ese fue el corazón de la ceremonia. Yo no me imaginaba que iba a tener ese alcance, pero desde que falta Kobe Bryant siempre pensé que, si a Pau le retiraban la camiseta, de una manera u otra, el vídeo iba a estar presente de una manera u otra. Siempre lo sentí así.

P: Un vídeo que pondera la marca EFE.

R: La empresa tiene que sentirse orgullosa y más que satisfecha de que un vídeo de EFE está en Crypto.com (antiguo Staples Center) y de que los Lakers hayan querido contar con ello en una ceremonia que ha sido vista por millones de personas y que se seguirá viendo ese vídeo "ad aeternum".

(c) Agencia EFE