Anuncios

Facundo Bagnis y Federico Coria, a cuartos de final en el Córdoba Open: las voces de la experiencia

Facundo Bagnis, de la qualy a los cuartos de final en Córdoba
Facundo Bagnis, de la qualy a los cuartos de final en Córdoba - Créditos: @Prensa Córdoba

CORDOBA.- Más allá del calor, la experiencia deja su marca sobre el polvo de ladrillo mediterráneo. En un miércoles marcado por los duelos entre argentinos y españoles, la etapa de octavos de final del Córdoba Open empezó con triunfos locales. Federico Coria (95° del ranking), finalista el año pasado, y Facundo Bagnis (200°), que ingresó desde la clasificación y todavía no perdió sets, ya están en la ronda de los ocho mejores del certamen.

Vencedor de Santiago Rodríguez Taverna y Thiago Tirante en la qualy, y de Juan Manuel Cerúndolo en la primera ronda, Bagnis prolongó una gran semana frente a Roberto Carballés Baena (65°), con un triunfo por 7-6 (7-5) y 6-4 sobre el octavo cabeza de serie, en poco más de dos horas y media. “Estoy contento. Se disfrutan estos momentos. El año pasado tocó sufrir mucho y, hasta el momento, en 2024 vengo acumulando resultados positivos, y se disfruta el doble cuando a uno le va bien en un torneo como éste, en casa. El hecho de que esté mi familia y mis amigos también da un plus. Hay que tratar de mantener un equilibrio, esto lo disfruto en su justa medida”, contó el vencedor, que regresó a cuartos de final de un torneo ATP después de un año y medio (el último torneo había sido Umag 2022).

Bagnis, de regreso a cuartos de un ATP después de un año y medio
Bagnis, de regreso a cuartos de un ATP después de un año y medio - Créditos: @Prensa Cordoba Open

En el caso de Bagnis, llega a cuartos con cuatro partidos encima, lo que equilibra la confianza con un mayor desgaste respecto de sus posibles rivales. “Es importante estar bien descansado, bien hidratado. A mí me llama la atención que casi no hubo retiros o desvanecidos, porque el clima estuvo muy sofocante. Está la exigencia de los rallies, del cuerpo. Muchas veces son batallas más físicas y mentales que tenísticas”, agregó el rosarino, semifinalista en 2021.

Antes, Federico Coria firmó su pasaje a la ronda de los ocho mejores en el Polo Deportivo Kempes con un convincente triunfo sobre el español Albert Ramos Viñolas por 6-1 y 6-3, y regresa a instancias decisivas en un torneo que lo tuvo como finalista hace doce meses (perdió frente a Sebastián Báez).

La alegría de Federico Coria, que ganó de manera contundente
La alegría de Federico Coria, que ganó de manera contundente - Créditos: @@CordobaOpen

Coria, que espera al ganador del duelo entre Tomás Martín Etcheverry (tercer favorito) y el español Bernabé Zapata Miralles, pasa una semana importante dentro de su calendario. El rosarino es un obsesivo de las cuentas. Regresó este lunes al Top 100 al avanzar diez posiciones por haber llegado a la final del Challenger de Piracicaba, en Brasil. Pero no puede confiarse demasiado, porque en Córdoba debe defender 150 de los 638 puntos que tiene en la clasificación semanal. Y Coria no quiere saber nada con volver a estar detrás de los cien primeros.

Coria, con la misión de permanecer dentro del Top 100
Coria, con la misión de permanecer dentro del Top 100 - Créditos: @@CordobaOpen

En la víspera, Coria había tenido que batallar casi tres horas para eliminar al alemán Daniel Altmaier por 6-4 en el tercer set. Frente al catalán, todo fue más expeditivo, y algo inesperado en la contundencia del score, porque Ramos Viñolas había sido campeón (2022) y finalista (2021) en Córdoba.

“Estoy muy contento. Pude jugar muy sólido por muchos momentos, sólo dudé un poco al final, porque no esperaba encontrarme 6-1 y 5-1 contra Albert, que es un gran luchador, pero tácticamente jugué como me lo pidió mi equipo, con buena actitud y mostrándome con mejor resto físico que él. Había llegado acá el lunes, muy sobre el comienzo, hoy ya tenía más conocimiento de las condiciones, en mi cabeza estuve más humilde, en el sentido de no buscar grandes tiros y sí mucha solidez, también me adapté al calor y además saqué mucho mejor que ayer, también estuve muy fuerte en la parte mental”, analizó Coria.

“Quiero disfrutar de esta victoria, y esta noche veré a mi posible rival, ahora sigo vivo en este torneo que me encanta jugarlo, llego al viernes, la idea es ser competitivo contra el que esté enfrente. Uno siempre quiere ganar, pero en este deporte es muy difícil. Trato de apoyarme mucho en mi equipo, es lo que hago cuando estoy nervioso. A veces no puedo levantar la mirada porque uno se encierra en los nervios, hoy estoy más tranquilo, más conectado. Todos desde afuera me dan mucha energía”, cuenta el rosarino.

Y, de cara a lo que viene, anticipa: “Me gustaría jugar contra Tommy (Etcheverry). Es bueno para el torneo para asegurar un semifinalista argentino. Tenemos la suerte de tener dos torneos ATP en el país y es importante que lleguen los argentinos a la final. Ayer (el lunes) vimos ganar a Thiago (Tirante), a (Román) Burruchaga. Éramos 14 en primera ronda. Es fundamental que haya muchos porque eso nos da más posibilidades. Hay una diferencia grande en los puntos que dan los ATP y los Challengers. Además, Tommy es un Top 30 y la gente lo quiere ver. Ojalá que nos podamos enfrentar el viernes para que haya un argentino en la semifinal”.

Facundo Bagnis vuelve a destacarse en el polvo de ladrillo cordobés
Facundo Bagnis vuelve a destacarse en el polvo de ladrillo cordobés - Créditos: @Prensa Córdoba Open

El hermano menor del capitán de la Copa Davis llegó a ser Top 50 (49°) hace justo un año, en febrero de 2023. Le costó sostener esa posición. En marzo cumplirá 32 años, y en el horizonte asoma la posibilidad de formar una familia junto a Florencia Gomes, su novia desde hace varias temporadas. “El tenis me regaló un amigo, Hugo Dellien, con el que comparto equipo. Hace poco fue papá de mellizas, tiene tres nenas... y yo veo que es un quilombo total, lo de ir con el cochecito... Lo miramos con mi novia y decimos ‘todavía no’. Es otra etapa, diferente, y en algún momento llegará. Tengo varios objetivos, como llegar a los cinco años jugando en el ATP, lo que me asegura una pensión. También me encantaría ganar un ATP. Tengo una lista con las cosas que me gustaría lograr”, cuenta. Mientras, se abre paso en el calor cordobés.