Anuncios

El exsecretario del presidente Nayib Bukele seguirá al frente del Congreso de El Salvador

San Salvador, 21 mar (EFE).- El ex secretario privado del presidente Nayib Bukele y actual líder de la Asamblea Legislativa de El Salvador, Ernesto Castro, seguirá a la cabeza de dicho órgano en la legislatura 2024-2027, según informó este jueves el jefe de la fracción legislativa del partido oficialista Nuevas Ideas (NI), Christian Guevara.

"En eso doy cien por ciento de seguridad, de que el presidente de la Asamblea Legislativa va a seguir siendo el diputado Ernesto Castro", dijo Guevara durante una entrevista a una radio local.

El 1 de mayo de 2021, el Congreso con supermayoría del oficialismo eligió a Castro como su presidente para el período 2021-2024.

La elección de Castro, uno de los líderes de Nuevas Ideas, se dio con 64 votos de los 84 diputados que tomaron posesión.

Castro se desempeñó como secretario privado de la Presidencia entre junio de 2019 y noviembre de 2020, cargo que dejó para competir por una escaño en la Asamblea en febrero de 2021.

También fue asesor privado de las alcaldías de Nuevo Cuscatlán y de la capital San Salvador cuando Bukele fue alcalde de estos municipios en los períodos 2012-2015 y 2015-2018, respectivamente.

La Asamblea, que asumirá la nueva legislatura el 1 de mayo próximo, estará formada por 60 diputados, de los que 54 serán de NI y tres más de otros partidos aliados del oficialismo.

El bloque de la oposición estará formado solamente por dos parlamentarios de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha) y uno de Vamos (centroderecha).

La exguerrilla izquierdista del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que actualmente tiene cuatro diputados, no logró ningún escaño, por lo que por primera vez en su historia desde la firma de los Acuerdos de Paz (1992) no tendrá representación en dicho órgano, pero no desaparece como partido político.

Las elecciones legislativas del 4 de febrero pasado se vieron marcadas por la ruptura del silencio electoral de Bukele, quien en una conferencia pidió el voto para su partido.

También marcó el proceso la disminución del número de diputados de 84 a 60 a través de una reforma aprobada a última hora por los partidos oficialistas en el Congreso y el cambio de fórmula para asignar los escaños, lo que buscaba que NI mantuviera la mayoría de diputados, según analistas.

Los resultados de los comicios del 4 de febrero se oficializaron el 20 de febrero, tras un polémico e inusual escrutinio final, que se realizó entre múltiples denuncias de irregularidades.

(c) Agencia EFE