Anuncios

Exigen aparición de trabajadores, levantados de bodega de pollo

TOLUCA, Méx., febrero 12 (EL UNIVERSAL).- "Los seguimos buscando" y "¡exigimos que los busquen y aparezcan!", fue la demanda de comerciantes de pollo y familiares de los cuatro trabajadores que fueron "levantados" de una bodega de pollo, secuestro que quedó videograbado por cámaras de seguridad.

"Ya pasaron casi dos meses de que los cuatro trabajadores fueron secuestrados" el 22 de diciembre pasado y no sabemos nada de ellos, externaron familiares y comerciantes de pollo en una protesta frente al Palacio de Gobierno del Estado de México, donde exigieron a autoridades mexiquenses la aparición de los secuestrados.

"¡Que vayan a buscarlos! Han sido 53 días de angustia, de desesperación, todos ellos trabajaban por necesidad y arriesgando su vida, porque antes del levantón ya habíamos sufrido atentado", afirmó Karina, dueña de la bodega a la que llegaron extorsionadores y se llevaron a los cuatro trabajadores.

Se trata de Rigoberto Colin Consuelo, de 41 años de edad, Jaime Ramos Reyes, de 22 años; Isidoro Díaz Casimiro, de 40 años, y Elíseo Escobar Ramírez, de 47 años, por cuya desaparición autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, emitieron fichas de búsqueda en boletines de urgencia emitidos el pasado 22 de diciembre.

Los cuatro empleados de la pollería extorsionada "realizaban un trabajo riesgoso por los atentados que sufrimos", señaló Karina.

"Siempre cumplimos con el pago de derecho de piso"

Hoy "seguimos trabajando con mucho miedo" y con la incertidumbre y la preocupación por los cuatro desaparecidos. En esta zona de Toluca, "4 de cada 10 sufren de extorsión", no solo comerciantes de pollo y huevo, también tienditas, taxistas, indicó Karina.

"No voy a descansar hasta que los 4 trabajadores aparezcan y regresen porque sus familias los siguen esperando", afirmó la joven empresaria.

En esta pollería "nunca dejamos de pagar el derecho de piso", desde hace tres años que empezaron a exigirlo. Hace como un año hubo un descontrol y dejaron de pasar por el cobro, incluso aseguró que ella les enviaba mensajes diciéndoles que ya estaba su dinero, que pasarán por él.

Fue cuando empezaron a aparecer muchos "comandantes" del grupo delictivo y pues no se les podía pagar a todos. Tras ello en noviembre quemaron la pollería y en diciembre fue el levantón, relató Karina.

En esta investigación ha habido avances en cuanto a la detención de los responsables, reconoció Karina, quien afirmó que "los cuatro detenidos sí están relacionados e incluso, uno de ellos fue captado en video". Pero dónde no hay avances es en el hallazgo de los 4 trabajadores "levantados", reiteró.

Karina además denunció que autoridades de la Secretaría de Seguridad del Estado de México le retiraron la custodio de escoltas, que ella contrató y pagó con contrato a la Cusaem (Cuerpos de Seguridad Auxiliar del Estado de México), lo que la deja vulnerable y expuesta a ella y a su familia.