Anuncios

El Everton abraza el reto

Manuel Sánchez Gómez

Londres, 24 nov (EFE).- Tras la sanción de diez puntos que los ha mandado al penúltimo puesto de la tabla, el Everton afrenta el desafío de la salvación con confianza: "He vivido muchos retos desde que llegué, este solo es el siguiente", dijo Sean Dyche, técnico de los 'Toffees'.

El de este domingo contra el Manchester United será el primer encuentro del Everton tras conocer la sanción, que se remite a las pérdidas económicas relativas a la temporada 2021-2022. Los de Liverpool perdieron 124 millones, 19 más que los 105 que la Premier League permite a tres temporadas.

La sanción de diez puntos es la máxima en la historia de la Premier League, por encima del único otro club que fue sancionado, el Portsmouth, con nueve puntos, cuando se declaró en bancarrota en la campaña 2009-2010.

La dureza de la sanción, que ha restado al Everton diez de los catorce puntos que tenían, ha sido recibida en el club con aires de "injusticia" y de "desmedida", debido al trato más suave que se ha dado al Chelsea, involucrado en varias irregularidades durante la época de Roman Abramovich, y sobre todo el Manchester City, al que se investiga por 115 quebrantamientos del 'fair play' financiero.

"Creo que, como todos, estamos en shock. Esto ha sido inmenso, desproporcionada es la palabra que ha utilizado el club", dijo Dyche este viernes en rueda de prensa. "Por su puesto que nos vamos a sentir agraviados por ello, pero no puede cambiar nuestro foco. La concentración tiene que estar en solucionar las cosas en el campo".

Y es que el Everton, a través de su club de aficionados principal, se puso manos a la obra en cuanto se conoció la sanción. Reunió más de 40.000 libras en cuestión de días y planea usarlos en protestas a lo largo de los próximos partidos.

El primero, este domingo contra el Manchester United. Se han impreso cartulinas tildando a la Premier League como corrupta, se llevarán pancartas al estadio tachando la sanción de "injusticia" y se insultará a la competición a través de cánticos.

El operador de televisión Sky tratará de tapar esto último, para que nadie en sus casas se sienta ofendido, bajando el sonido ambiente del estadio e incluso silenciándolo, según 'The Times'.

"Esto nos ha empujado para atrás, pero ahora toca ira hacia adelante de nuevo. No cambia mi trabajo, solo lo hace más difícil", aseveró Dyche, que sabe que el equipo estaba en la línea correcta después de tres victorias y un empate en los últimos cuatro encuentros.

Ahora les tocará luchar por no descender frente a Luton Town, Burnley y Sheffield United, equipos que han demostrado tener menos nivel que ellos en este primer tercio de campeonato, además de Bournemouth, Fulham y Nottingham Forest.

"He hablado con el grupo y les he dicho que la clasificación es una cosa y que siempre he creído que la clasificación a final de temporada es la que te dice la verdad. Esto cambia el punto de vista, pero no cambia lo que estamos haciendo. De hecho mejora lo que estamos haciendo, porque solo tenemos que hacerlo mejor y durante más tiempo. El grupo lo ha encajado bien, por los jugadores que tenemos. Está Seamos Coleman, Ashley Young, James Tarkowski, Jordan Pickford... Tienen experiencia. Es lo que hay y tenemos que vivir con ello. He vivido muchos retos desde que llegué. Este es solo el siguiente", afirmó Dyche.

(c) Agencia EFE