Anuncios

Estudiantes piden destituir a mando de seguridad en sur de México por asesinato de joven

Chilpancingo (México), 11 mar (EFE).- Estudiantes de Ayotzinapa exigieron este lunes al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la destitución del secretario de Seguridad Pública en el estado de Guerrero, Rolando Solano, tras el reciente asesinato del joven normalista Yanqui Kothan Gómez Peralta el pasado 7 de marzo.

Las demandas de los normalistas de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa se dieron en medio de bloqueos en vías principales de comunicación, la toma de vehículos oficiales y la demanda al mandatario mexicano, tras dar el anuncio de su muerte, de no utilizar la tragedia para limpiar su nombre.

Los normalistas, acompañados por integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (Fecsm), llegaron a la capital del estado a bordo de seis autobuses para llevar a cabo una manifestación sobre la autopista del 'Sol', en la salida que conduce al puerto de Acapulco, en el sureño estado de Guerrero.

Los jóvenes, con el rostro cubierto, dejaron un carril de circulación en ambos sentidos de esa vía de cuota para distribuir volantes informativos a los conductores, en los que denunciaron que el asesinato de su compañero no fue un hecho aislado, pues horas antes, esa misma noche, otros dos compañeros fueron detenidos y amenazados sobre la carretera federal Chilpancingo-Tixtla.

En un mitin efectuado en el lugar, mediante un aparato de sonido, uno de los normalistas criticó que el presidente no se ha tomado la molestia de esclarecer la desaparición de los 43 estudiantes, y ahora con este caso quiere hacerse su amigo.

“Quiere limpiar su nombre diciendo que la policía sí tuvo que ver, diciendo que él va a esclarecer este hecho. ¡Qué incongruencia del presidente Andrés Manuel López Obrador queriendo limpiar su nombre a pocos meses de terminar su sexenio! Sabemos que no lo hace por ser empático, por saber la verdad de nuestro camarada, por tener justicia, sino que lo hace para poder salir limpio, para que no existan represalias contra su Gobierno”, expresó.

Durante su protesta, los normalistas retuvieron dos camionetas, una del Gobierno federal y otra del Gobierno estatal, así como tres autobuses de diferentes líneas comerciales. Posteriormente, se trasladaron a las instalaciones de la escuela normal, ubicada en el municipio de Tixtla, en el mismo estado de Guerrero, sur de México.

En el escrito de seis puntos que repartieron en su protesta, los normalistas reiteraron que la escena del crimen fue manipulada por la Policía Estatal, quien manipuló y falseó la información.

También expresan que lo largo de la historia han sido asesinados 11 estudiantes de esa normal rural, Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, y consideran que ser joven y estudiante de esta los convierte “en un blanco de odio desmedido”.

En la información distribuida por los jóvenes, los mismos exigen el esclarecimiento de los hechos del 7 de marzo, castigo a los autores materiales e intelectuales, la destitución del secretario, y del coordinador de la Policía Estatal.

Asimismo, alto al hostigamiento y a la presión estudiantil de parte de la Policía Estatal y la Guardia Nacional, el cese a la incriminación de las víctimas de los ataques, y la aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos desde 2014.

Luego de la conferencia del presidente de México esta mañana, la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda, compartió en sus redes sociales que su gobierno coadyuvará con las investigaciones y el esclarecimiento del caso, que ha sido atraído por la Fiscalía General de la República (FGR).

Dijo acompañar lo expresado por López Obrador y que retiraba su compromiso para que prevalezca la Justicia en ese caso.

“Reafirmo que en todo momento este gobierno seguirá contribuyendo a que la investigación sobre este hecho concluya con estricto apego a la justicia y la legalidad. Nada ni nadie por encima de la ley”, publicó.

Este lunes en Chilpancingo continúa el reforzamiento de la seguridad en edificios gubernamentales, en donde colocaron madera en los ventanales de vidrio ante el temor de protestas de los normalistas.

En tanto, la Fiscalía General del Estado (FGE) de Guerrero informó que investiga a policías estatales por el homicidio calificado de un estudiante de Ayotzinapa en el sur de México, mientras que la Fiscalía General de la República (FGR) decidió atraer el cao y ha adelantado que ha encontrado indicios suficientes sobre delitos de violación de derechos humanos.

(c) Agencia EFE