Anuncios

Estados Unidos y Gran Bretaña lanzan nuevos ataques contra instalaciones de hutíes en Yemen

Partidarios tribales de los hutíes de Yemen levantan sus armas durante una protesta armada contra la designación del gobierno estadounidense de los hutíes como grupo terrorista en Saná.
Partidarios tribales de los hutíes de Yemen levantan sus armas durante una protesta armada contra la designación del gobierno estadounidense de los hutíes como grupo terrorista en Saná. - Créditos: @Osamah Yahya

WASHINGTON.- Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y Reino Unido bombardearon el lunes varias instalaciones utilizadas por los hutíes en Yemen, la segunda ocasión que ambos países llevan a cabo ataques coordinados contra plataformas de lanzamiento de misiles utilizadas por los combatientes respaldados por Irán, informaron varios funcionarios del gobierno estadounidense.

Estados Unidos y Reino Unido lanzaron misiles Tomahawk desde buques, submarinos y aviones de combate en contra de depósitos y plataformas de lanzamiento de misiles hutíes. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato a fin de revelar detalles de la investigación.

Partidarios tribales de los hutíes de Yemen levantan sus armas durante una protesta armada contra la designación del gobierno estadounidense de los hutíes como grupo terrorista en Saná.
Partidarios tribales de los hutíes de Yemen levantan sus armas durante una protesta armada contra la designación del gobierno estadounidense de los hutíes como grupo terrorista en Saná. - Créditos: @Osamah Yahya

La oficina de medios de los hutíes dijo en un comunicado en línea que varias incursiones estadounidenses y británicas tuvieron como objetivo la capital de Yemen, Saná. Y Jamal Hassan, un residente del sur de Saná, dijo que dos ataques cayeron cerca de su casa, activando las alarmas de los automóviles en la calle. Un periodista de The Associated Press en Saná también escuchó aviones volando sobre los cielos de Saná durante la noche del lunes.

Los ataques, los octavos en casi dos semanas, fueron más grandes y más amplios que una serie reciente de ataques más limitados contra misiles hutíes individuales, según The New York Times, lo que demuestra la intención de los aliados de disminuir las capacidades de los milicianos para amenazar el comercio mercante, pero sin generar bajas dentro del grupo terrorista ya que esto podría desembocar en un conflicto aún mayor. Tanto el presidente estadounidense, Joe Biden, como el primer ministro británico, Rishi Sunak, declararon anteriormente que no tenían la intención de que este conflicto escalara a nivel regional.

La operación conjunta se produce unos 10 días después de que buques y aeronaves de combate de ambos países alcanzaron más de 60 objetivos en 28 sitios. Esa fue la primera respuesta militar estadounidense a lo que ha sido una campaña de ataques hutíes con misiles y drones contra barcos comerciales desde el inicio de la guerra entre Israel y Hamas en octubre pasado.

El presidente Joe Biden y el primer ministro británico Rishi Sunak llegan a una conferencia de prensa en el Salón Este de la Casa Blanca en Washington, el jueves 8 de junio de 2023.
El presidente Joe Biden y el primer ministro británico Rishi Sunak llegan a una conferencia de prensa en el Salón Este de la Casa Blanca en Washington, el jueves 8 de junio de 2023. - Créditos: @Susan Walsh

El ejército estadounidense lanzó la semana pasada varias rondas de ataques preventivos contra emplazamientos de misiles antibuque que los hutíes se estaban preparando para lanzar contra barcos de varios países.

Pero estas incursiones no lograron disuadir a los militantes de seguir atacando a barcos comerciales que transitan por el Mar Rojo y el Golfo de Adén.

Durante meses, los hutíes han atacado barcos en las vías fluviales de la región que, según dicen, están vinculados a Israel o se dirigen a puertos israelíes. Sostienen que sus ataques tienen como objetivo poner fin a la ofensiva aérea y terrestre israelí en la Franja de Gaza que fue desencadenada por el ataque del grupo terrorista Hamas el 7 de octubre en el sur de Israel.

Esta fotografía proporcionada por la Armada de la India muestra el barco estadounidense Genco Picardy que fue atacado por un dron portador de bombas lanzado por los rebeldes hutíes de Yemen en el Golfo de Adén, el jueves 18 de enero de 2024
Esta fotografía proporcionada por la Armada de la India muestra el barco estadounidense Genco Picardy que fue atacado por un dron portador de bombas lanzado por los rebeldes hutíes de Yemen en el Golfo de Adén, el jueves 18 de enero de 2024

“Las represalias contra los ataques estadounidenses y británicos son inevitables, y cualquier nueva agresión no quedará impune”, dijo un vocero militar hutí, Yahya Sarea, en un comunicado antes de los últimos ataques estadounidenses.

Biden y Sunak mantuvieron una conversación telefónica hoy más temprano, en la que “discutieron los ataques hutíes en curso, respaldados por Irán, contra buques mercantes y navales que transitan por el Mar Rojo”, según la Casa Blanca.

Además, reforzaron “su compromiso con la libertad de navegación, el comercio internacional y la defensa de los marineros de ataques ilegales e injustificables”, afirmó el comunicado oficial. “El presidente y el primer ministro discutieron la importancia de aumentar la ayuda humanitaria y la protección de los civiles para la población de Gaza, y de asegurar la liberación de los rehenes retenidos por Hamas”.

Agencias AP, AFP y diario The New York Times