Anuncios

La escuela tapatía va por la supremacía en la Arena México

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 1 (EL UNIVERSAL).- La lucha libre mexicana está construida sobre el legado dejado por escuelas clásicas, que han forjado a los protagonistas de esta disciplina sobre el enlonado.

Son varias las escuelas que se pelean el dominio en el ring, pero desde que la tapatía fue anunciada en el torneo que se realiza actualmente en la Arena México, se apuntó como una de las favoritas a ganar el torneo.

Y este martes confirmaron que tienen la categoría para medirse en la final, contra el grupo de la Ciudad de México, que es entrenado por Virus. "Es una gran responsabilidad, hace algún tiempo estuve entrenando con el profesor Virus y si llegan a ser sentimientos encontrados porque voy contra sus alumnos, después de 8 años le vuelvo a encontrar, pero en esta ocasión, representando a Guadalajara", advierte Vaquero Jr.

Crixus, quien fue el encargado de darle el triunfo a su pelotón, lanza. "Estoy agradecido por darnos la oportunidad de participar y representar a esta gran escuela que no es más que el resultado del trabajo del gran ‘Diablo Velasco’ y el profesor Satánico, que ha seguido muy bien su escuela".

Él ya vive en la Ciudad de México, pero defiende con todo a sus raíces. "Aquí están mis sueños, aunque sigo con la tutela del Satánico cada que voy a Guadalajara. Es un plus, uno llega con más colmillo, más preparado para seguir creciendo como luchador".

El Explosivo también acepta el reto que les aguarda este viernes 3 de marzo. "Sin duda vamos a tratar de llevarnos esa final, porque ya representar a la escuela de Guadalajara ha sido un gran logro. Va a ser una excelente lucha, haremos estallar la Arena México".

Fantástico, Adrenalina y Ángel Rebelde completan el equipo, el último conoce muy bien el terreno donde se disputará la final. "Estoy muy agradecido y emocionado de que la escuela tapatía me haya considerado como uno de sus elementos. Soy de Querétaro y representar a Guadalajara es un ejemplo de lo que la lucha libre me ha dado en retribución a lo que he sacrificado".