Anuncios

Escocia - Los Pumas: horario, TV y formaciones de un partido para cerrar el año con signo positivo

De izquierda a derecha: Isa, Tetaz Chaparro, De la Fuente (pelota), Bello, Kremer y Matera; frente a Escocia, los Pumas intentarán recuperar la energía.
De izquierda a derecha: Isa, Tetaz Chaparro, De la Fuente (pelota), Bello, Kremer y Matera; frente a Escocia, los Pumas intentarán recuperar la energía. - Créditos: @Prensa UAR

Michael Cheika fue contundente: “Tomamos este partido como una final”. Ganar o perder contra Escocia, en verdad, no determina nada. Ni una derrota cambiará el rumbo que tomaron los Pumas de cara a Francia 2023 ni un triunfo garantizará el éxito en ese Mundial . Lo que el entrenador está buscando con ese enfoque es devolverle la energía al equipo luego de que se la olvidaron en el vestuario el sábado pasado ante Gales.

Recuperar ese ímpetu es la premisa para el test match de este mediodía argentino, el último de un año bisagra para los Pumas. A las 12.15, se medirá en Edimburgo con Escocia, rival que enfrentó en tres ocasiones en julio pasado y se llevó la serie con dos victorias. Sin ser una potencia, los locales llegan en un buen momento y buscarán revancha de aquella caída agónica en el último partido en Santiago del Estero, pero también de las derrotas ajustadas que acumula en esta ventana, ante Australia y Nueva Zelanda (también venció a Fiji).

Desde que asumió este año, Michael Cheika acertó en poner el foco en el aspecto mental del seleccionado argentino y lo dotó de un grado de confianza tal que le permitió salir de la tónica derrotista y autodestructiva en que había entrado en los últimos años y explotar el potencial de sus individualidades. Así se alcanzaron importantes hitos, como las victorias ante Escocia, Australia, Nueva Zelanda y, en el primero de los tres partidos de esta ventana de noviembre, ante Inglaterra en Twickenham. Sin embargo, ante Gales, un equipo que llegaba de capa caída, la Argentina retrocedió. No jugó con la actitud que exigía ser el protagonista y salió derrotado del Millennium.

Con cinco victorias y seis caídas hasta ahora en 2022, un triunfo representaría terminar el año equilibrado. Más importante que lo estadístico, un éxito en Murrayfield significaría haber recuperado la mentalidad ganadora y encarar la recta final de la preparación mundialista con el mejor semblante. Ideal, casi. Una derrota, en cambio, podría poner en jaque los pilares sobre los que se está erigiendo este equipo.

Matías Orlando, a punto de pasar la pelota en uno de los entrenamientos de los Pumas para el test match contra Escocia.
Matías Orlando, a punto de pasar la pelota en uno de los entrenamientos de los Pumas para el test match contra Escocia. - Créditos: @Prensa UAR

Después de este partido los Pumas no volverán a jugar en conjunto hasta el Rugby Championship 2023, a mediados de julio próximo, que no será más que una puesta a punto para el Mundial.

Desde aquella serie ante los escoceses en el NOA que marcó el inicio de la era Cheika los Pumas crecieron a pasos agigantados. Pero también el rival se agigantó, en este caso merced a los regresos de varios jugadores clave que no vinieron a la Argentina: el apertura Finn Russell, el fullback Stuart Hogg, el centro Chris Harris, el segunda línea Jonny Gray, el tercera línea y capitán Jamie Ritchie. En cambio, entre los forwards hay dos bajas de peso como Hamish Watson y Richie Gray.

Los Pumas cuentan con el regreso del capitán Julián Montoya, ausente en Cardiff, en uno de los cuatro cambios que introduce Cheika entre los titulares. Lo más destacado está en el banco con la inclusión de Nicolás Sánchez, que desde que se lesionó a los 20 minutos del primer partido ante Escocia en julio sólo jugó 50 minutos para Stade Français. Santiago Carreras siguió creciendo como apertura, pero con algunas intermitencias. Ante Gales, por ejemplo, se extrañó un 10 con mayor capacidad de conducción. La disputa por el puesto de cara a Francia 2023 sigue abierta.

También se destaca el regreso de Bautista Delguy, que apenas jugó un partido este año con la celeste y blanca: precisamente el tercero y decisivo ante Escocia. Un jugador revulsivo con capacidad de desequilibrio individual que era uno de los favoritos de Mario Ledesma.

Matías Alemanno gana un line-out en el Millennium, de Cardiff, donde el seleccionado argentino involucionó respecto al triunfo sobre Inglaterra.
Matías Alemanno gana un line-out en el Millennium, de Cardiff, donde el seleccionado argentino involucionó respecto al triunfo sobre Inglaterra. - Créditos: @Agencia AFP

Más allá de no ser el rival más peligroso, Escocia es un equipo bien armado, que sabe a lo que juega y tiene individualidades desequilibrantes. El historial favorece a los argentinos por dos partidos (13 a 11), y en Murrayfield los locales tienen una ventaja estrecha (5 a 4). No obstante, los Pumas no ganan allí desde 2009 (tres derrotas seguidas desde entonces) y de los 11 enfrentamientos que le siguieron Escocia, ganó ocho.

Los Pumas corrigieron la disciplina ante Gales, lo que venía siendo su mayor déficit en los últimos partidos previos, incluso en la victoria en Twickenham. En el scrum fueron de menor a mayor, sobre todo a partir del ingreso de Eduardo Bello, que esta vez será titular. Sin embargo, el line-out fue una cuenta pendiente y la defensa careció de la agresividad necesaria para imponer condiciones en este escenario. Jugar más la pelota con las manos es un riesgo que deberán asumir si pretenden salir de la letanía. Recuperar la energía es la clave para corregir esas inconsistencias y tomar el protagonismo del partido.

Es clave, también, para cerrar el año con signo positivo y ponerle un broche de oro al proceso de cambio que introdujo Cheika. Los Pumas demostraron tener la capacidad de superar este tipo de desafíos. Ahora, deben demostrarlo en la cancha. No es una final, pero deben jugarla como tal.

Las formaciones

  • Escocia: Stuart Hogg; Darcy Graham, Chris Harris, Sione Tuipulotu y Duhan Van der Merwe; Finn Russell y Ali Price; Jamie Ritchie (capitán), Jack Dempsey y Matt Fagerson; Grant Gilchrist y Jonny Gray; Zander Fagerson, Fraser Brown y Pierre Schoeman.

  • Entrenador: Gregor Townsend.

  • Suplentes: George Turner, Jamie Bhatti, Murphy Walker, Glen Young, Andy Christie, Ben White, Blair Kinghorn y Cameron Redpath.

  • Argentina: Juan Cruz Mallía; Bautista Delguy, Matías Orlando, Jerónimo de la Fuente y Emiliano Boffelli; Santiago Carreras y Gonzalo Bertranou; Marcos Kremer, Pablo Matera y Juan Martín González; Tomás Lavanini y Matías Alemanno; Eduardo Bello, Julián Montoya (capitán) y Thomas Gallo.

  • Entrenador: Michael Cheika.

  • Suplentes: Ignacio Ruiz, Nahuel Tetaz Chaparro, Santiago Medrano, Lucas Paulos, Facundo Isa, Lautaro Bazán Vélez, Nicolás Sánchez y Matías Moroni.

  • Estadio: Murrayfield, de Edimburgo.

  • Árbitro: Karl Dickson (Inglaterra).

  • Hora: 12.15 (de la Argentina).

  • TV: ESPN 2 y Star+.