Anuncios

Erdogan aplaude el fallo de la Corte de la ONU que pide a Israel que impida un genocidio

Estambul, 26 ene (EFE).- El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, acogió este viernes con satisfacción el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya que pide a Israel que impida la comisión de un genocidio en Gaza.

"Considero valiosa la decisión de la CIJ relativa a los ataques inhumanos en Gaza y la acojo con satisfacción", señaló el mandatario turco en la red social X.

"Continuaremos siguiendo el proceso para garantizar que los crímenes de guerra cometidos contra civiles palestinos inocentes no queden impunes", agregó en su mensaje en referencia a los miles de civiles muertos en Gaza en los ataques de Israel, en castigo por los atentados en los que Hamás asesinó a 1.200 personas el 7 de octubre.

"Esperamos que los ataques de Israel contra mujeres, niños y ancianos lleguen a su fin. Seguiremos trabajando con todas nuestras fuerzas y al lado de nuestros hermanos palestinos para establecer un alto el fuego y garantizar el camino hacia una paz permanente", concluyó Erdogan en X.

Turquía mantiene desde hace décadas relaciones diplomáticas con Israel y durante años ambos países fueron estrechos aliados militares, aunque en la actual guerra en Gaza, Ankara defiende la postura palestina y condena las acciones israelíes.

Erdogan llegó a comparar dos veces al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, con el dictador nazi, Adolf Hitler.

Pese al gran ataque terrorista perpetrado por Hamás el pasado 7 de octubre contra la población civil en el sur de Israel y el secuestro de más de 200 personas, Erdogan se niega a calificar de terrorista al grupo islamista radical.

Los jueces del ICJ emitieron hoy medidas cautelares contra Israel para pedirle pasos "inmediatos y efectivos" que impidan la comisión de un genocidio en Gaza y que castigue cualquier incitación al exterminio de los palestinos de la Franja, aunque no le exigió un "alto el fuego" como había solicitado Sudáfrica.

Israel, que rechaza la acusación de genocidio, asegura que su único enemigo en Gaza es Hamás y no el pueblo palestino.

En los más de tres meses y medio de conflicto, han muertos, según datos del grupo islamista que controla Gaza, más de 25.000 personas, entre ellos, miles de niños, mujeres y ancianos.

(c) Agencia EFE