Anuncios

“Dan el equivalente a $30.000”: furor entre los más jóvenes por la polémica lectura de iris a cambio de criptomonedas en Pinamar

La empresa Worldcoin ofrece escanear el iris para ingresar a una app de ahorro de criptomonedas
La empresa Worldcoin ofrece escanear el iris para ingresar a una app de ahorro de criptomonedas - Créditos: @Marcelo Manera

PINAMAR (enviada especial).- En varios puntos de esta ciudad hay promotores de Worldcoin –el proyecto de criptomonedas creado por Sam Altman, director ejecutivo de OpenAI, la empresa que desarrolló el ChatGPT–, que reclutan personas para “darles criptomonedas” que tienen una cotización superior al dólar. En muchos casos, como pudo constatar LA NACION en una recorrida, menores de edad.

Prometen 10 criptomonedas y remarcan que es necesario el escaneo mediante los orbes metálicos solo para que la persona que se está registrando pueda ingresar una única vez en la aplicación y evitar que reciba más de una vez esta moneda digital.

Te escanean y te dan 30.000 pesos, al toque”, dijo a LA NACION Hernán Gutiérrez Katz, de Tucumán, mientras actualizaba su pantalla esperando que se acrediten las criptomonedas. “El negocio de ellos es darte esos 30 dólares y el tema es que vos vendas y ahí sube”, agregó. Tiene 17 años y está de vacaciones con sus amigos. “Nosotros llegamos el primer día y pensamos que nos querían robar, es raro. Después un amigo nos contó que había sacado la plata y volvimos todos”, cuenta.

Creo que para sacar la plata sí se necesita ser mayor”, aportó su amigo. Los dos acababan de escanear sus rostros para registrarse en la aplicación.

Hay varios puntos de registro en el centro de Pinamar
Hay varios puntos de registro en el centro de Pinamar - Créditos: @Marcelo Manera

Desde la empresa, que no cuenta con sucursales o personería jurídica en la Argentina, remarcan que el orbe metálico “toma una fotografía de las personas para validar que son únicas”. Una vez que se obtiene la imagen en alta resolución del iris –señalan– se elimina, pero se construye un código anónimo alfanumérico de identificación que demuestra que el individuo es un ser humano único (World ID) que les permite acceder a la moneda digital mediante la aplicación World App. El código queda almacenado en una base de datos de la Fundación Worldcoin. Según dijeron, el objetivo es que quede descentralizada próximamente en un blockchain, es decir, en una de acceso público.

“Cualquier persona puede tener Worldcoins. Worldcoin no quiere saber quién es una persona, solo que es única. Worldcoin no pide ningún pasaporte, dirección de correo electrónico, número de teléfono, dirección, etc. Por lo que cualquier persona que lo desee, solamente debe descargarse la app, reservar un turno en su orb más cercano y verificarse”, agregan.

No te preguntaban la edad”, contó a este medio Tadeo, de 16 años, de Trenque Lauquen, que conoció la empresa en febrero del año pasado. “En ese momento era la versión beta, antes que salga y me dijeron que a mitad de año iba a subir”, cuenta el joven que este año había traído a sus amigos para que se sumen. “Te escanean solo para que puedas ingresar una sola vez en la aplicación, los datos no se guardan”, explica.

Ante la consulta de este medio, desde Worldcoin contestaron que “para verificarse los usuarios deben confirmar en la aplicación que son mayores de 18 años (y esto se indica claramente en los términos y condiciones) antes de registrarse”.

“Además, los operadores y su personal reciben una amplia formación sobre el tema. No pueden registrar a menores de 18 años y, en caso de duda, confirman verbalmente el año de nacimiento del usuario. Worldcoin se toma muy en serio las verificaciones de menores e investiga a fondo todas las denuncias”, agregaron, aunque no estaban al tanto de que, al menos en Pinamar, no requieren turnos para registrarse.

Denuncias

Luego de que el abogado Daniel Monastersky, especialista en ciberseguridad y protección de datos, y socio de la organización Data Government Latam, denunció a la empresa por posible violación de la ley nacional de Protección de Datos Personales ante la Agencia de Acceso a la Información Pública (AAIP), Worldcoin informó a través de un comunicado que cooperarían con los organismos reguladores y de gobierno con información sobre sus prácticas de privacidad y protección de datos. Dijeron, además, que “por la inspiradora demanda” por participar el registro continuaría con reservas de turnos antes de presentarse en los puntos de toma de datos.

Sin embargo, en Pinamar no solo quienes se acercan a registrarse no requieren turnos, sino que son los promotores los que abordan y reclutan a las personas en diversos puntos del centro como el Paseo Pinamar Plaza. Al lado, suele haber policías del Operativo Sol. Ante la consulta de LA NACION el gobierno local se limitó a contestar que “se ocuparon del permiso de espacio público como cualquier otro stand”.

Hay varios puestos también sobre la avenida principal, Bunge. Según la página web también hay al menos dos puntos en Mar del Plata, otro de los destinos de la costa elegido por jóvenes.

La Agencia de Acceso a la Información Pública (AAIP) inició una investigación en agosto tras denuncias a Worldcoin por posible violación de la Ley Nacional de Protección de Datos Personales
La Agencia de Acceso a la Información Pública (AAIP) inició una investigación en agosto tras denuncias a Worldcoin por posible violación de la Ley Nacional de Protección de Datos Personales - Créditos: @Marcelo Manera

La AAIP inició una investigación en agosto del año pasado y solicitó por escrito explicaciones sobre el funcionamiento de la empresa que obtiene datos biométricos a cambio de una compensación económica en criptomonedas. Tras reunirse con sus representantes, según informaron en un comunicado publicado el jueves 11 pasado, continúan analizando la documentación aportada.

Allí comunicaron que durante la reunión solicitaron la incorporación de una política de privacidad para la Argentina, que está disponible en la página web de Tools for Humanity, la entidad que ayudó a lanzar a Worldcoin. En tanto, se les sugirió inscribirse en el nuevo registro de bases de datos personales para responsables que no se encuentren establecidos en el territorio argentino, pero hasta el jueves no había sucedido, según informó la AAIP.