Anuncios

Enzo Fernández hizo otro golazo de colección en el triunfo de Chelsea y cerró su noche con un gesto a un hincha de River

Enzo Fernández se desliza sobre el césped del Selhurst Park para festejar su golazo de cara a los hinchas de Chelsea
Enzo Fernández se desliza sobre el césped del Selhurst Park para festejar su golazo de cara a los hinchas de Chelsea - Créditos: @GLYN KIRK

El golazo se lo dedicó a los hinchas de Chelsea ubicados sobre una esquina del Selhurst Park. Corrió hacia ellos al grito de un “¡¡¡Vamoossss!!!. La expresión castiza le sigue saliendo más espontánea que un “¡come on!” o un “¡yes!”, habituales reacciones inglesas para celebrar un gol.

Ya en tiempo de descuento, Enzo Fernández cerró el 3-1 de Chelsea sobre Crystal Palace, por la Premier League, con una definición admirable. Venía de meterle un bombazo al ángulo de tiro libre a “Dibu Martínez” (Aston Villa) por la FA Cup. Este lunes, su gol fue a puro lujo, artístico, por el freno para hacer pasar de largo al lateral Daniel Muñoz, hacer la pausa, ver si había un compañero mejor ubicado y resolver con un derechazo alto. Una pinturita, para ponerle un marco.

El elegido Mejor Jugador Joven del Mundial 2022 apareció en toda su dimensión. Seguramente atraviesa por su mejor semana en los 13 meses que lleva en Chelsea. Cada vez más adaptado, no olvida sus raíces. Tras el final, en la platea detectó a un hincha con la camiseta de River que le pedía la de él, la N° 8 del club londinense. Se acercó al lateral y se arremolinaron otros hinchas para llevarse el preciado premio. Enzo tenía decidido que tenía un único destinatario. Esperó a que el simpatizante de River pudiera hacerse un lugar entre el grupo de personas hasta entregársela en mano. Final para la feliz noche de Enzo y de un hincha que se llevó un recuerdo inolvidable.

Normalmente, Chelsea se mueve con mejor cintura en las copas inglesas que en la Premier League, en la que ocupa el 10° puesto. Venía de redondear lo que Mauricio Pochettino consideró como “una de las mejores actuaciones” de su gestión. “El compromiso y la actitud fueron fantásticos”, dijo el entrenador argentino sobre el 3-1 sobre el ascendente Aston Villa, que le valió la clasificación a los octavos de final de la FA Cup. “Queremos repetirlo”, agregó Pochettino, que el 25 de este mes afrontará en Wembley la final de la Copa de la Liga (Carabao Cup) frente a Liverpool.

La pretensión de Poch, con sufrimiento y una producción de menor a mayor, se concretó en el partido que completó la 24a. fecha de la Premier League. Tras un opaco primer tiempo, la reacción en el segundo le alcanzó a Chelsea para vencer 3-1 de visitante a Crystal Palace, que trata de mantenerse alejado de los puestos del descenso.

Lo más destacado de Crystal Palace 1 - Chelsea 3

De los cinco remates que se contabilizaban hasta los 29 minutos del primer tiempo, apenas uno había sido al arco, con una estirada de Dorde Petrovic para atajar el remate de Jordan Ayew. Los dos arqueros tenían una noche sin mucho trabajo, producto de las dificultades de Chelsea para perforar el conservador esquema rival y de los inconclusos contraataques de Crystal Palace. Hasta que el segundo disparo entre los tres palos dejó fuera de acción al guardavallas de Chelsea. El colombiano Jefferson Lerma sacó un misil de derecha, cruzado, inalcanzable para el Petrovic. El volante central de Crystal Palace se había quedado con una pelota que Chelsea perdió infantilmente por un pase corto de Noni Madueke a Moisés Caicedo.

Enzo Fernández grita su golazo ante una cámara de televisión
Enzo Fernández grita su golazo ante una cámara de televisión - Créditos: @GLYN KIRK

La frustración por la desventaja se hizo evidente en Chelsea, que hasta entonces dominaba (80% de posesión de la pelota), pero sin profundidad. Con Caicedo instalado como medio-centro, Enzo Fernández hace rato que dejó esa ubicación para moverse como interior izquierdo. El argentino comenzó con bastante protagonismo, haciéndose cargo de la salida, con pases cortos y cambios de frente. Pero pronto Chelsea fue cayendo en la impotencia, con Gallagher sin incidir en la media-punta y con Palmer desconectado del resto. Las proyecciones de Malo Gusto y Chilwell tampoco abrían vías ofensivas.

Pocas ideas y creatividad de parte de Chelsea en el primer tiempo. Apenas una situación de riesgo, con un tiro cruzado dentro del área de Gallagher, tras una asistencia de Madueke. Dean Henderson, arquero del Palace, no había tenido necesidad de intervenir en los 45 minutos iniciales. En el banco, un preocupado Pochettino intercambiaba impresiones con un ayudante de campo, mientras revisaban jugadas en una tableta.

El afectuoso saludo de Pochettino a Hodgson, el entrenador de Crystal Palace al que el argentino considera un amigo
El afectuoso saludo de Pochettino a Hodgson, el entrenador de Crystal Palace al que el argentino considera un amigo - Créditos: @John Walton

La mejor liga del mundo, por su capacidad para hacer del fútbol un espectáculo de alcance global, también tiene deficiencias. El comienzo del segundo tiempo se demoró casi 10 minutos más de los 15 de descanso, por problemas en el intercomunicador del árbitro Michael Oliver con la sala del VAR.

La pausa prolongada le vino bien a Chelsea, pareció otro equipo. No tardó en demostrarlo. Al minuto armó una combinación precisa e incisiva, con el pase de Caicedo para la llegada al fondo de Malo Gusto, cuyo centro atrás fue conectado por Gallagher. Chelsea se sacudía toda la modorra de la primera etapa.

El remate de Enzo Fernández dentro del área para convertir el tercer gol de Chelsea
El remate de Enzo Fernández dentro del área para convertir el tercer gol de Chelsea - Créditos: @GLYN KIRK

A los 15 minutos, el veterano Thiago Silva fue reemplazado por una lesión muscular en el aductor derecho cuando se tiró a barrer una definición de Mateta dentro del área. De 39 años, el brasileño está atravesando la que seguramente será su última temporada en Chelsea, que no le renovará contrato, en un caso que el club quiere tratar con mucho tacto porque es un jugador apreciado por los hinchas, campeón de la Champions League en 2021.

Mejoró Chelsea en el segundo período; jugó con más ritmo e intensidad, si bien la creación de situaciones de gol siguió siendo dificultosa. Insistió con las subidas de Malo Gusto. Se le iba el partido y encontró la victoria en el final. Otra vez con Gallagher, nuevamente para conectar un centro atrás. Fue el 2-1. Quedaba algo más: el broche brillante que puso Enzo Fernández.