Anuncios

Enzo Fernández, adaptación inmediata

Londres, 3 feb (EFE).- Llegar y casi besar el santo. El aterrizaje de Enzo Fernández en la Premier League, con el Chelsea, no podría ser más prometedor. Disputó los 90 minutos contra el Fulham y, aunque no pudo llevarse el triunfo, dejó un lección de lo que debe hacer un centrocampista en el fútbol inglés: distribución, garra y precisión,

El argentino, titular dos días después de su llegada a Inglaterra tras la cantidad de 121 millones de euros -récord de la Premier League-, completó el 85 % de los pases que intentó (63 de 74), incluyendo seis de siete envíos en largo.

Esa fue su seña de identidad en su estreno en Stamford Bridge, la seguridad en un centro del campo en el que le faltó estar más arropado por los intermitentes Mason Mount y Conor Gallagher.

La forma que tuvo el ex de Benfica de brillar desde el medio, además de sus recuperaciones -ganó 8 de 11 duelos en el suelo-, fue la de romper líneas con pases verticales. Así estuvo a punto de llegar el primer gol, en un error de Havertz en la definición sin portero, y así sirvió a Ziyech para que el marroquí estrellara en la grada un disparo desde dentro del área.

Enzo fue el futbolista, excluyendo a los centrales, que más veces tocó el esférico en el partido (97 veces) y el que más entradas a ras de suelo realizó (6).

Estuvo incluso cerca de anotar un verdadero golazo. El balón quedó suelto a 25 metros de la portería y sacó un latigazo que se marchó rozando el palo derecho de la portería de Bernd Leno. Fue el momento que más despertó a la afición del Bridge, cansada de los insulsos resultados de su equipo y necesitada de algún impulso como el que supone la llegada del ex de River Plate.

No en vano su nombre fue el más coreado cuando la alineación resonó en los videomarcadores en la previa -junto al de Reece James-, que volvía tras lesión.

Su cara al meterse en vestuarios, tras unos tímidos aplausos a la que ahora es su afición, reflejó la decepción del futbolista que lo dejó todo en el campo, pero que no pudo marcharse con la guinda de la victoria. Al menos parece que la primera duda del novato en la Premier League está despejada: Enzo se ha adaptado al fútbol inglés.

Manuel Sánchez Gómez

(c) Agencia EFE