Anuncios

Entregan al Congreso de la CDMX iniciativa de Ley Ambiental

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 20 (EL UNIVERSAL).- Los secretarios de Gobierno y de Medio Ambiente, Ricardo Ruiz y Marina Robles, respectivamente, entregaron al Congreso capitalino, una iniciativa del jefe de Gobierno, Martí Batres, para expedir la Ley Ambiental de la Ciudad de México.

Los secretarios entregaron esta propuesta al titular de Servicios Parlamentarios, Alfonso Vega, pues ningún diputado local se hizo presente para recibirla.

Esta iniciativa señala, entre otras cosas, que la planeación ambiental de la Ciudad se basará en la expedición de programas y en el desarrollo e instrumentación de la política ambiental que favorezcan la conservación y, en su caso, restauración del ambiente, el aprovechamiento sustentable de la biodiversidad y el desarrollo rural y urbano sustentables, en beneficio de la salud y calidad de vida de la población, haciendo compatibles el desarrollo económico y la protección de sus recursos naturales y servicios ambientales.

Se propone la creación de Programas Especiales Ambientales para que en su formulación, se considere la naturaleza y características de los ecosistemas de la Ciudad de México y considerarla como una Ciudad biodiversa, así como la vocación natural de cada zona, la aptitud del suelo sobre la base de una regionalización ecológica, el estado de conservación o las necesidades de restauración del suelo para el aseguramiento de los servicios ambientales.

Con esta Ley, la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) emitirá normas ambientales para la Ciudad de México, las cuales tendrán por objeto establecer requisitos, criterios, especificaciones, condiciones, parámetros, umbrales, condiciones de seguridad o límites permisibles para el desarrollo de una actividad humana que pudiera generar algún tipo de contaminación y afectar la salud, la calidad del aire, el clima, la conservación del medio ambiente, la protección ecológica o provocar daños al ambiente, la biodiversidad y los recursos naturales.

También se propone que haya una evaluación de impacto ambiental para la que Sedema revise los efectos que, sobre el ambiente y los recursos naturales, pueden generar la realización de programas, obras y actividades de desarrollo dentro de la Ciudad.

Asimismo, se propone una Manifestación Ambiental Única para que empresas o responsables de fuentes fijas informen sobre el cumplimiento de sus obligaciones ambientales en materia de emisiones a la atmósfera, consumo de agua potable, además de la descarga de aguas residuales, generación y manejo de residuos, ruido y vibraciones mecánicas, registro de emisiones y transferencia de contaminantes.