Anuncios

Encontraron a un bebé recién nacido en un basural y rodeado de perros

El bebe es un varón que fue abandonado el mismo día en el que nació y fue llevado al Hospital
El bebe es un varón que fue abandonado el mismo día en el que nació y fue llevado al Hospital

La ciudad mendocina de Luján de Cuyo se vio conmocionada con un hecho que tuvo lugar este lunes durante el mediodía: una vecina del barrio encontró a un bebé recién nacido abandonado en un basural y rodeado de una jauría de perros.

Según informó el medio local Mendoza Post, cuando la mujer se acercó a ver que ocurría y visibilizó al bebe, dio aviso rápidamente al 911. Cuando los efectivos llegaron al lugar constataron que se trataba de un bebé de sexo masculino que había sido abandonado.

Fue una ambulancia del Servicio de Emergencia Coordinado (SEC) y personal policial quienes asistieron al pequeño y quienes aseguraron que el pequeño estaba en buen estado de salud ya que no debía llevar muchas horas abandonado. Además, no presentaba heridas visibles o signos de violencia física.

Por considerarse un niño en riesgo fue trasladado al Hospital Pediátrico Dr. Humberto Notti donde quedó internado en neonatología. La enfermera que lo atendió, Yanina Alacoria, comenzó a amamantarlo debido a que estaba “muy hambriento”.

Hospital Notti, Mendoza
Hospital Notti, Mendoza

Según contó la mujer, que es madre de tres chicos, lo puso en sus brazos y lo prendió al pecho: “Son muchas emociones juntas, darle de mamar es lo más lindo. Lo sujete como si fuera mío”, contó al medio local Canal 7. Además, precisó que el bebé tenía sus niveles de glucemia muy bajos y por eso se dormía.

En diálogo con Radio Jornada, Alacoria destacó: “Pienso que la labor más importante fue la de las chicas que encontraron el bebé y lo arroparon porque si ellas no lo encontraban, no sabemos qué podría haber pasado o cuántas horas podría haber estado ahí”.

Y sobre el momento del hallazgo relató: “La chica que lo encontró nos contó que vio perros amontonados y que por eso se acercó a mirar; ahí fue cuando vio que estaba el bebé envuelto en una sábana. Los perros no le habían hecho nada, solo estaban alrededor de él, como protegiéndolo”.

Respecto del momento en el que le dio de tomar de su pecho, describió: “Llegamos con el Servicio Coordinado, la doctora lo revisó, constató que el bebé estaba bien y pidió automáticamente alguien que le diera de mamar. Ahí me ofrecí: estaba justo atrás de ella y le dije ‘bueno, yo’. Nos subimos a la ambulancia, terminamos de evaluarlo y lo prendí al pecho”. Y señaló: “Se prendió super rápido, no le costó nada, seguro que tenía hambre”.

Cuando llegué a mi casa mi hija mayor me dijo ‘te lo hubieras traído’, pero bueno, sabemos que la realidad es totalmente distinta, no es tan fácil”, sentenció, y aclaró: “Seguramente hay mucha gente en lista de espera y muchos papás que tienen deseos de tener hijos y no pueden, yo tengo tres, así que eso debe quedar para alguien más que lo debe estar esperando”.