Anuncios

Elecciones en Boca | Macri atacó con dureza a Riquelme: “Es mucho peor que lo que hizo Passarella a River”

Mauricio Macri y Juan Román Riquelme
Mauricio Macri y Juan Román Riquelme

Mauricio Macri y Andrés Ibarra dieron una nueva conferencia de prensa en la que volvieron a arremeter contra el candidato oficialista para la presidencia de Boca, Juan Román Riquelme, horas después de que se sepa que la jueza Alejandra Abrevaya se hará cargo de la causa de las elecciones de nuevo. “Si tenés el culo limpio, limpiá el padrón y votamos”, lo desafió el expresidente del club entre 1995 y 2007, en referencia a su anterior entrevista televisiva.

Previamente había hablado Ibarra, que acusó al oficialismo de impedir que las elecciones tengan lugar: “Siempre quisimos votar el domingo 3, procuramos por todos los medios hacerlo cuando se inició el proceso judicial y la jueza determinó la suspensión. Nosotros propusimos para intentar votar llamar a una audiencia de conciliación. Desgraciadamente el oficialismo se negó a llevar adelante un proceso conjunto, con el peritaje ampliado de la Justicia y los peritos informáticos de la Justicia y el oficialismo, para que en 48 horas pudiéramos ordenar ese padrón, eliminar lo que está mal y votar el 3. Esto no lo quiso hacer el oficialismo, no hay ninguna duda”.

Luego tomó el micrófono su compañero de fórmula, que comparó su gestión al frente del club de la Ribera con la de Riquelme: “Puedo hablar de la maravillosa relación que he tenido con los hinchas y socios de Boca, que han reconocido no solo por los 16 títulos que ganamos, sino porque jamás les dije una mentira a los socios e hinchas de Boca. Todas las cosas que hicimos durante esos 12 años están sobre la mesa, todo lo que decíamos era público, con absoluta transparencia”

“Por el respeto que tanto dice tener a Boca debería tratar de decir alguna cosa que tenga que ver con la verdad, que explique su mediocre campaña deportiva y dé sus fundamentos para querer seguir cuatro años más. Porque la verdad que esto que está haciendo le hace mucho daño a los hinchas de Boca, y no es la forma que pensé que iba a plantear esta campaña”, acusó el expresidente de la Nación.

Por su parte, el exministro de Modernización también negó, como lo acusaba Riquelme, que el objetivo de su gestión sea privatizar la institución: “El club fue, es y será de los socios de Boca. Es una copia exacta de la campaña del miedo instalada a nivel nacional por Sergio Massa. Lo que han hecho es copiar y buscar los temas que le duelen al socio de Boca. Pero nosotros los conocemos perfectamente, y no hay ningún motivo de preocupación”.

Incluso Macri habló por primera vez acerca de la denuncia que presentó en la tarde del miércoles: “Yo tuve que presentar hoy una denuncia porque mi hija fue amenazada telefónicamente. ¿Qué es esto? ¿Dónde estamos? Estamos discutiendo el futuro de Boca Juniors, no una competencia de matones. No puede dirimirse de esta manera. No entiendo más nada, esta degradación de la Argentina que ha llegado también a nuestro querido club. ¿A dónde hemos llegado, que se pueda permitir cualquier cosa? Esto me confirma que tomé la decisión correcta, porque por este camino no vamos a hacer nada más que seguir destruyendo el club”.

“Boca es un club tomado por la arbitrariedad de él y sus hermanos. Lo que está pasando en el club es muy doloroso. Pone a Boca en verdadero peligro, por eso estoy acá. Él decía que iba a ganar 95 a 5 pero tiene personas truchas en el padrón. ¿Dónde está la lógica? Sacá a los 13.000 y vamos a la elección. Esto es mucho peor que lo que hizo Passarella a River”, retrucó.

En cuanto a lo que ocurriría en caso de que las elecciones no se celebren en la última fecha posible en el año, el 17 de diciembre, Macri dejó una frase determinante: “Hay que buscar una solución. Ellos tienen el mandato vencido. Ojalá la Justicia encuentre el camino y el oficialismo colabore”.