Anuncios

El absurdo error de Joseph Ossai que le dio a los Kansas City Chiefs su pase al Super Bowl

Joseph Ossai (58) cometió una infracción sobre Patrick Mahomes (15) que terminó por costarle el encuentro a los Bengals (Foto de: William Purnell/Icon Sportswire via Getty Images)
Joseph Ossai (58) cometió una infracción sobre Patrick Mahomes (15) que terminó por costarle el encuentro a los Bengals (Foto de: William Purnell/Icon Sportswire via Getty Images)

Joseph Ossai jugó su segunda temporada en el máximo nivel que representa la NFL. Se podría decir que aún tiene la experiencia de un novato y eso le costó muy caro en un encuentro que solo se podía definir como se hizo. Ossai terminó cometiendo un castigo en los últimos instantes de la final de Conferencia Americana y le dio el pase directo a Patrick Mahomes y a los Chiefs para el Super Bowl LVII.

El ala defensiva de los Bengals de Cincinnati estuvo todo el encuentro presionando a una portentosa línea ofensiva de los Chiefs, misma que en múltiples ocasiones incurrió en ilegales acciones para detener los envistes defensivos y que los árbitros no se dieron cuenta. Mahomes, en repetidas jugadas, tuvo que salir de su bolsa de protección ante la arrolladora cercanía de los defensas. Esas mismas acciones hacían que el QB de Kansas City tuviera que acarrear el balón y ganar yardas por la vía terrestre, algo que beneficiaba a Cincinnati. La jugada que cambió el rumbo del encuentro llegó cuando quedaban 10 segundos del último cuarto en el marcador.

Joseph Ossai (58) empujó a Mahomes (15) en el costado del campo (Foto de: Kareem Elgazzar-USA TODAY Sports)
Joseph Ossai (58) empujó a Mahomes (15) en el costado del campo (Foto de: Kareem Elgazzar-USA TODAY Sports)

El partido se encontraba empatado a 20 puntos. Kansas sacó su última jugada en la yarda 47 del territorio de Cincinnati, con una tercera oportunidad y cuatro yardas para avanzar. Parecía casi imposible que desde esa posición pudieran anotar o hacer un intento de gol campo de más de 50 yardas, por lo que el juego podía irse hasta los tiempos extra. Era casi un hecho.

Mahomes recibió el centro, no encontró ningún receptor libre en el momento y salió de la bolsa para alcanzar la marca del primero y diez. Lo consiguió corriendo hacia la parte lateral del campo, pero ya con los pies fuera del terreno recibió un empujón en la espalda por parte de Ossai. El castigo fue claro y el defensor le regaló 15 yardas más a los Chiefs por su desconcentración. No hay mayor explicación, el juego lo regaló Ossai. Este tipo de jugadas suelen ser comunes a lo largo de la temporada regular, sin mayores preocupaciones. Sin embargo, difícilmente puede que lleguen a ocurrir en un partido frenético donde se disputa el pase al juego final. La inexperiencia del ala defensiva se lo comió en un abrir y cerrar de ojos. La presión por lo que se juega, la consigna de golpear a uno de los mejores pasadores de la liga o la simple frustración se adhirieron al uniforme Joseph.

Los árbitros no dudaron en lanzar una lluvia de pañuelos amarillos para infraccionar. El reloj, que se detuvo por las acciones y la salida de Mahomes, mantenía su último suspiro con ocho segundos por jugarse. El QB de los Chiefs no dudó y lanzó la indicación a su banca para que Harrison Butker cerrara el encuentro con un gol de campo de 45 yardas, y así se cumplió. Mientras que todos se acomodaban para el gol de campo, el Arrowhead Stadium celebraba que su equipo volverá a ser estelar por tercera ocasión de los últimos cuatro años en el Super Bowl. Al mismo tiempo, una nube gris encontró un hueco sobre la banca de los Bengals, específicamente sobre Joseph Ossai que notoriamente sufría las consecuencias de su acto. El defensivo trató de ocultar su llanto con su casco y el pasamontaña que lo cubría del frío, pero era inminente su sufrir.

El reloj siguió su marcha y todo terminó. Los Bengals marcharon hacia su vestidor y en medio de un silencio sepulcral sonaron los gritos de enojo del linebacker Jermaine Pratt que se mostró totalmente molesto por el error de su compañero: “No es bueno (Ossai). Este es mi último maldito año aquí (es agente libre). ¿Por qué tenía que tocar al QB?”

Después de varios minutos, los medios de comunicación entraron hasta el vestidor de los Bengals, donde el principal foco era Ossai. Entre el llanto que aún lo invadía dio una declaración acerca de lo ocurrido: “Esto es muy duro. Tengo que aprender de esta experiencia, tengo que ser mejor… Estaba en modo de persecución y tratando de presionarlo (a Mahomes) para que tal vez retrocediera, hacer que el reloj corriera. No sabía qué tan fuera de los límites estábamos”.

La rivalidad entre ambos equipos tomará mayor sazón en los próximos años. De por sí, este duelo ya está tomando un rumbo distinto al del resto por sus QB estrellas. Dicho sea de paso, este es el primer enfrentamiento, de cuatro, en el que Mahomes se sobrepuso a Joe Burrow. Ambos mariscales tienen la consigna de mantener a sus equipos en los primeros planos, por lo que no hay duda de que, si ambos mantienen su estructura en la plantilla, pueden volverse a ver las caras el próximo año en la postemporada. Los Bengals volaron a casa, mientras que Andy Reid y sus Chiefs se preparan para el reto final.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Djokovic se corona en Australia y gana su 22 Grand Slam