Anuncios

Ejército envía a Iguala refuerzos para la seguridad

CHILPANCINGO, Gro., febrero 5 (EL UNIVERSAL).- El Ejército Mexicano informó ayer sábado que envió a Iguala bases operativas para reforzar la seguridad, tras los hechos de violencia registrados en los últimos días, entre ellos el ataque armado contra el aspirante a la alcaldía por el PVEM, Erick Catalán.

De acuerdo con información difundida en un comunicado, los militares instalarán 11 bases de operaciones, ocho del Ejército y tres de la Guardia Nacional (GN), que "estarán a cargo de inhibir las actividades de la delincuencia organizada y atender el problema de seguridad".

Este anuncio se da tras los hechos de violencia registrados el pasado sábado en Iguala, cuando se reportó el asesinato de un trabajador de una tienda de abarrotes y un comensal en una taquería, además de la quema de un taxi y una combi, y el ataque armado que sufrió el aspirante a la alcaldía por PVEM, Erick Catalán.

Esta nueva operación, dijo el Ejército en un comunicado, incluirá apoyo aéreo, mediante vuelos de reconocimiento con aeronaves de las Fuerzas Armadas.

"La misión principal de esta Fuerza de Tarea Regional, es realizar actividades operativas para el fortalecimiento del Estado de derecho en la entidad, mediante reconocimientos terrestres y aéreos disuasivos", se indica en un comunicado.

Este reforzamiento se da a días de que inicie la Feria de la Bandera, la principal fiesta de Iguala.

Liberan a militares retenidos

Pobladores de por lo menos 66 comunidades serranas de los municipios de Heliodoro Castillo (Tlacotepec) y San Miguel Totolapan, retuvieron por casi 24 horas a unos 40 soldados para exigir seguridad en esta región de Guerrero.

Los elementos fueron liberados la mañana de ayer domingo luego que el gobierno de Guerrero se comprometió con los pobladores a construir dos Bases de Operación Mixta (BOM), una en la comunidad de Tetela del Río y la otra en Lindavista.

Los pobladores indicaron que en sus comunidades las organizaciones criminales de La Familia Michoacana y Los Tlacos mantienen una disputa por el territorio, para explotar bosques y minas.

Esto ha provocado ataques directos contra la población, así como el desplazamiento forzado de pueblos completos, y también denunciaron extorsiones constantes y la privación ilegal de la libertad de comunidades enteras.

En la protesta del sábado pasado, los pobladores exigieron que el gobierno del estado cumpla con el acuerdo de la reapertura de centros de salud, el envío de médicos, enfermeras y medicamentos, además de que se reanuden las clases en las escuelas de esa zona.

"Este gobierno de la Cuarta Transformación prometió que todos estaríamos en los programas sociales, pero eso es mentira, por ejemplo, Sembrando Vida no se les asigna a todos los campesinos", denunció uno de los comisarios.

Pobladores se retiraron después de que las autoridades estatales y mandos del Ejército se comprometieron a instalar las Bases de Operación Mixta en Lindavista y Tetela.