Anuncios

"Ejército de Dios" llama a "recuperar la frontera" de EU

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 1 (EL UNIVERSAL).- Un grupo autoproclamado como Ejército de Dios y "patriotas" está convocando a una caravana a la frontera sur de Estados Unidos para este sábado, en acciones que buscan, según dicen, "recuperarla", ante la crisis migratoria que enfrenta el país informó la cadena NBC News.

La convocatoria fue lanzada en internet bajo el nombre de "Take Our Border Back" (Recuperemos nuestra frontera", por el Ejército de Dios, o "Nosotros, el pueblo", indicó el medio estadounidense. Se trata, afirman, de una "Asamblea pacífica y de Oración", y llama a "todas las fuerzas del orden, militares en activo y retirados, Mama Bears [como se llama a las madres que protegen a sus hijos), funcionarios electos, propietarios de negocios, ganaderos, camioneros, motoristas, medios de comunicación y estadounidenses amantes de la libertad y gente que obedece las leyes" a unirse en esta jornada que se realizará, dicen, en tres puntos de la frontera: Eagles Pass, Texas; Yuma, Arizona,; y San Ysidro, California.

Sin embargo, pese a que la convocatoria insiste en el carácter pacífico del evento, publicaciones revisadas por NBC News en redes sociales incluyen llamamientos a una guerra civil y a la violencia. El evento es promocionado en foros de nacionalistas blancos y proarmas.

En un video revisado por la cadena estadounidense, uno de los convocantes dice: "Todo lo que el gobernador [de Texas, Gregg] Abbott tiene que hacer es llamar a los ciudadanos y estaremos armados y listos". Un cartel decía que los miembros de la caravana deberían llevar sus "equipos para que, si las cosas se complican, puedan protegerse y ayudar".

Otro usuario insinuaba la posibilidad de llevar "sin documentación e imposibles de rastrear" y una nota en la que decía que estaban listos para unirse a esta "batalla final por los estadounidenses".

Scot Sakz, uno de los líderes del grupo convocante, recalcó a NBC News que no se busca una confrontación con el gobierno ni con los migrantes, y que quien sugiera lo contrario no entendió lo que consideró que era un mensaje claro que venía de arriba.

Según NBC, en medios de comunicación afines a la derecha se anticipa una asistencia a este evento de unas 700 mil personas, aunque videos de convoyes que ya se dirigen a la frontera muestran una cantidad mucho menor. Saks reconoció que "es difícil predecir cuán grande va a ser".

La situación migratoria ha tensado la política estadounidense, al grado de que los republicanos presionan al presidente Joe Biden a que tome medidas más estrictas a cambio de aprobar el presupuesto. Biden declaró su disposición a "cerrar la frontera", sin dar más detalles, si el Congreso avala el presupuesto, que incluye ayudas a Ucrania.

Donald Trump, aspirante presidencial republicano, usa cada uno de sus mítines para alegar que hay una "invasión" en Estados Unidos, y denunciar que los migrantes que llegan a Estados Unidos son criminales y delincuentes, e incluso, recuperando una frase de Hitler, que "envenenan la sangre" del país.