Anuncios

Egan Bernal, el ciclista que estuvo al borde de la muerte y tuvo que aprender desde cero a comer, caminar y cepillarse los dientes

Egan Bernal y su historia de resiliencia
Egan Bernal y su historia de resiliencia

SAN JUAN.– En el alboroto de figuras del ciclismo mundial que confluyen por estos días en el coqueto Hotel del Bono Park, Egan Arley Bernal se mueve como si no lo fuera. Su enorme simpatía y su amabilidad desmienten la trascendencia de su talento y sus logros. Poco pueden identificarlo como uno de los mejores del mundo. Tiene la alquimia de los elegidos y parece barnizado por la tintura de la sencillez. Y regala saludos, sonrisas, fotos, caramañolas y notas. No reniega de su fama ni de las malas jugadas de la vida. Irradia optimismo y resiliencia. “Soy un agradecido. Haber estado al borde la muerte me enseñó a sacar todo lo positivo”, lanza, apenas comienza el diálogo para la nacion, a unas horas de largarse a pedalear en la Vuelta a San Juan, que se iniciará este domingo.

Detrás de este colombiano, de 27 años, cuerpo esmirriado y sonrisa fácil, hay muchacho que se convirtió en el primer ciclista latinoamericano en el ganar el Tour de Francia, en 2019; una mente que funciona como un reloj, una mirada imperturbable que denota su talento. Hay una locomotora humana dispuesta a sumar más gloria. “Si me hubieran dicho que en un año estaría pensando en competir en un Tour de Francia, creo que no me lo hubiera creído”, espeta. Bernal sufrió múltiples fracturas en un choque contra un autobús mientras se entrenaba en Colombia, el 24 de enero del año último. Fue como volver a nacer.

Inolvidable: Egan Bernal, vencedor en el Tour de Francia de 2019; después llegarían los peores momentos
Inolvidable: Egan Bernal, vencedor en el Tour de Francia de 2019; después llegarían los peores momentos - Créditos: @Justin Setterfield

–¿Cómo marcha tu recuperación ciclística?

–Creo que va muy bien. Ya hace casi un año del accidente y poco a poco voy superando miedos y limitaciones físicas. Fueron meses muy duros, diferente, de muchos retos nuevos, donde tuve que hacerme de mucha paciencia. Los números son buenos entrenando, pero siempre digo que una cosa es eso y otra medirme en competencia. Esta vuelta es el comienzo de todo y a partir de lo que logre voy a tener un diagnóstico más preciso cómo estoy.

–¿Qué pensás que todavía te falta?

–La parte mental es la que más evolucioné, poco a poco voy sumando confianza en el andar dentro del pelotón. Eso va a ser fundamental porque ahí hay que tomar muchos riesgos y no pueden existir equivocaciones. Lo que viene un poco lento es la recuperación de la pierna derecha, que es donde tuve gran parte de la lesión. Espero que, a medida que sume ritmo de competencia, vayan mermando los dolores y me pueda sentir mejor.

–¿Qué fue lo más duro de la recuperación?

–Creo que lo más duro de los nueve meses de recuperación fue cumplir con las rutinas de terapias con el fisioterapeuta. Fueron muchas horas de pensar y hacer la recuperación. En el medio de las ganas de volver a estar bien surgen las dudas, los miedos. Muchas me veces me replantee si realmente valía pena hacer semejante esfuerzo. Ha sido un proceso muy complicado, han sido meses de mucho trabajo silencioso, que no se ve. Tuve que empezar todo de cero, incluso caminar, cepillarme la boca, comer...

Egan Bernal, minutos después del accidente en Colombia que lo tuvo al borde de la muerte; fue en enero de 2022
Egan Bernal, minutos después del accidente en Colombia que lo tuvo al borde de la muerte; fue en enero de 2022 - Créditos: @Captura

–¿En algún momento del proceso de recuperación pensaste en abandonar?

–Sí, muchas veces pensé y hablé con mi gente de abandonar. De hecho, antes de empezar a montar la bicicleta, el doctor que me operó la espalda me citó a una reunión con mi familia para advertirme sobre los riesgos que existían si volvía a tener una caída que afectara esa zona. Fue muy duro escucharlo decir que, de mínimo, podía terminar en silla de ruedas o morir. Durante semanas analizamos con mi familia si realmente valía la pena arriesgarnos, porque en el ciclismo es muy fácil tener una caída mala y terminar así.

–¿Qué te llevó a tomar la decisión de seguir corriendo?

–Primero fue agotar todas instancias médicas y evaluar todos los riesgos posibles. Después, el apoyo de mi familia fue fundamental para animarme a continuar con lo que es mi pasión, el ciclismo. Sin dudas que fueron ellos los que me dieron las fortalezas y el valor para estar ahorita donde estoy. Para nosotros, los latinos, estar unidos a la familia es muy importante. Siempre fuimos muy cercanos, pero con este hecho los somos mucho más.

–¿Cuánto juega en tu mente hoy día esa advertencia médica?

–En las primeras carreras que hice el año pasado siempre tuve presente ese consejo. Esas pruebas de Alemania y Dinamarca son carreras muy rápidas y el vértigo del pelotón te lleva a arriesgar más de la cuenta. En una de las etapas que se corrió con mucha lluvia decidí aflojar porque realmente me di cuenta del peligro y sentí temor de que pase algo.

Un tributo para Egan Bernal en su ciudad natal Zipaquirá, en Colombia, luego de haberse impuesto en el Giro de Italia
Un tributo para Egan Bernal en su ciudad natal Zipaquirá, en Colombia, luego de haberse impuesto en el Giro de Italia

–¿Cómo trabajás para recuperar la confianza y eliminar esos fantasmas?

–El ciclismo es 90 por ciento cabeza. Por más que entrenemos, que estemos impecables físicamente, que tengamos más o menos talento, hay cosas que no las podemos resolver solos y nos apoyamos en profesionales y nuestra familia para salir adelante. Cuando uno está internado en una unidad de cuidados intensivos, con más de veinte huesos rotos, los dos pulmones perforados y una mamá llorando a tu lado, es muy fácil decir basta, para qué pasar por esto si ya gané un Tour de Francia y un Giro de Italia…

–¿Vas a correr el Tour de Francia este año?

– Hay una planificación de trabajo apuntado a correr alguna de las Tres Grandes. Hacerlo en el Tour de Francia sería lo ideal, y si no ir a la Vuelta a España. Pero falta mucho para eso, recién está arrancando el año y de acuerdo a como se vayan dando las cosas tomaremos decisiones. Lo conveniente es tener calma.

Egan Bernal, en San Juan, donde es una de las principales atracciones de la Vuelta a la provincia
Egan Bernal, en San Juan, donde es una de las principales atracciones de la Vuelta a la provincia - Créditos: @Bill Torres / Globesport

–¿Qué cambió en vos estar al borde la muerte?

–Si pudiese volver el tiempo atrás, hubiese sido mejor que el accidente no hubiese ocurrido. Pero ahora que pasó y que pude salir adelante, que mi familia ya no sufre más, sostengo que el accidente fue lo mejor que me pasó en mi vida. Toda esa experiencia traumática que me tocó vivir en la sala de cuidados intensivos fue única y, tal vez, muy bizarra. Porque esos dolores que padecía por moverme me hacían sentir que estaba vivo, que pronto iba a estar bien. Al menos algo me está doliendo –decía–, peor hubiese sido estar muerto o quedar cuadripléjico en una cama. Trataba de aferrarme a algo para pensar que iba a salir.

–¿Qué significa volver a correr la Vuelta a San Juan después de seis años?

–Este año va a ser muy importante después de todo lo que pasó en 2022. Estoy muy contento de regresar a San Juan, conozco muy bien la Vuelta y los caminos por los que se corre. En 2017 gané en Vuelta en Sub 23, competí en varias carreras de ciclo montañismo y la Argentina fue el primer país en el que competí fuera de Colombia. Un poco que mi historia de ciclista profesional se forjó acá. Me es un lugar muy familiar y en donde la paso muy bien.

El colombiano Egan Bernal, en el Tour de Francia, con la camiseta amarilla del líder
El colombiano Egan Bernal, en el Tour de Francia, con la camiseta amarilla del líder - Créditos: @Tim de Waele

–¿Te ves en condiciones de ganar este año?

–Me siento muy bien y todo está marchando como lo quiero yo y el equipo. Estoy muy motivado de ver cómo estamos realmente en la primera competencia del año. Hay muy buenos corredores en los otros equipos. De hecho, pienso que mi compañero de equipo, Felipe Martínez (Daniel) es uno de los hombres que pueda pelear la general. Yo creo que él es el hombre, ahorita está muy fuerte. Obviamente, voy a dejar todo, pero va a estar duro.