Anuncios

Efectos del calor extremo: un fenómeno peligroso obligó a cerrar un camino de ascenso al Aconcagua

En el Aconcagua, desde hace al menos un mes, se presentan, por el deshielo,
En el Aconcagua, desde hace al menos un mes, se presentan, por el deshielo, "lagunitas"

MENDOZA.- Los deshielos y los aludes están siendo cada vez más recurrentes en esta provincia, luego de un 2023 con fuertes nevadas. Así, aunque el distrito sigue bajo emergencia hídrica, este año los ríos traerán más agua, lo que llevará más alivio a la población. Sin embargo, la ola de calor, sumado a las lluvias en la alta montaña, está provocando riesgos y alertas sobre el terreno.

En este caso, el llamado de atención se centra en el Aconcagua, donde parte del circuito de acceso y recorrida del parque muestra una cara desconocida en las últimas jornadas, con la presencia de “lagunitas”, por lo que ya se cerró una ruta de ingreso. Se trata del camino del Valle de Vacas, por el potencial riesgo de los procesos de desplazamientos que podrían desencadenarse a raíz del “enlagunamiento” detectado en la zona, indicaron a LA NACION desde el Ejecutivo local.

De esta manera, la Subsecretaría de Ambiente dispuso la clausura preventiva de esa ruta de aproximación, con especial énfasis en el tramo de la Quebrada del Relincho, entre los campamentos Casa de Piedra y Plaza Argentina. En tanto, las autoridades aclararon que la vía de ascenso por Horcones, la más transitada del área natural, por ahora sigue operando con normalidad.

Becas en el exterior. Chino mandarín, carreras de grado, posgrado o doctorados, qué país le abre la puerta a estudiantes argentinos

“La decisión de restringir de forma total el tránsito de personas y de mulares por la Quebrada del Relincho obedece al potencial riesgo de aludes y procesos de remoción en masa que podrían desencadenarse a raíz del enlagunamiento observado y documentado en el río Relinchos aguas abajo de Plaza Argentina y aguas arriba de Casa de Piedra”, aportó Sebastián Melchor, subsecretario de Ambiente, mientras un equipo de especialistas realiza un análisis del lugar para avanzar en la toma de decisiones.

“Instamos a las empresas que instruyan a sus guías, grupos y clientes acerca de este cierre, y que instrumenten las medidas para impedir toda actividad de ascenso y descenso por esta vía, hasta tanto esta autoridad de aplicación se expida en razón del resultado de los estudios”, destacó Melchor.

Las
Las "lagunitas" en el Valle de Vacas - Créditos: @Gentileza de Gobierno de Mendoza

Preocupación por las “lagunitas”

Los responsables del área manifestaron su preocupación frente a las posibles crecidas violentas que ocasionaría la formación de lagunas. Por tal motivo, en base al pronóstico de días de calor extremo, convocaron al organismo científico Instituto Argentino de Nivología y Glaciología (Ianigla), dependiente del Conicet.

“La observación en el terreno y el análisis de imágenes satelitales dio como resultado la decisión de suspender el tránsito en la quebrada hasta tener el resultado de la evaluación llevada a cabo por los especialistas”, indicaron desde Ambiente.

Bajo este escenario, una comisión de investigadores subirá al Parque Provincial para efectuar mediciones, por lo que el fin de semana próximo emitirá un dictamen al respecto para avanzar con medidas concretas en el sector, más allá del cierre preventivo de la ruta.

“Analizando las imágenes satelitales disponibles, se observa que las lagunitas comenzaron a aparecer a principio de mes y dan un salto importante de tamaño a partir del 20 enero. Se puede observar que han tenido un crecimiento muy fuerte y continúan en una fase de expansión muy rápida. Hay un pronóstico de mucho calor para los próximos días, por lo que es probable que siga aumentando el volumen de agua, tanto en los lagos como en los ríos”, fue la primera evaluación realizada por los expertos del Ianiglia.

Por este motivo, hasta que la labor de los investigadores no termine, la Quebrada de Vacas se mantendrá bloqueada al tránsito. “Es por razones preventivas y el resguardo de la integridad física de personas y mulares”, señalaron desde el gobierno provincial.

De todas maneras, indicaron las fuentes, la ruta de ascenso por Horcones “no se encuentra afectada y está habilitada en su totalidad, por lo que los recorridos, trekking y ascenso a la cumbre se desarrollan sin alteraciones”.

Voz de alerta

Las observaciones de imágenes y videos que remiten los guardaparques de Plaza Argentina y Pampa de Leñas fueron la voz de alerta sobre una potencial situación de riesgo.

De acuerdo con los registros suministrados por el personal, en Plaza Argentina se detectó la formación de lagunas de agua de deshielo, sobre las morenas de tierra suelta. En este caso, el agua estaría saturando el terreno y se acumula en las depresiones, que crecen diariamente, y habría abarcado más de 300 metros cuadrados de superficie. “Si bien se encuentran bajo la cota del campamento, por lo que no implica riesgo para este, un posible alud de barro pondría en serio riesgo a las andinistas y arrieros que estuvieran circulando por este estrecho pasaje”, advirtieron desde Ambiente.

Por eso, frente al riesgo de un alud en la Quebrada del Relincho, se tomó la decisión de suspender preventivamente el tránsito en el área hasta tanto se evalúe el riesgo de remoción en masa. Ante la información, empresas de turismo, andinistas y a aquellos que acampan en Casa de Piedra y Pampa de Leñas suspendieron el ascenso de las expediciones.

En cuanto a los desprendimientos, la semana pasada se produjo un temporal en alta montaña mendocina, en las inmediaciones de la zona conocida como la “Curva de Guido”, lo que obligó a las autoridades a interrumpir la ruta internacional a Chile, hasta la finalización de los trabajos viales.

En tanto, por los deshielos, en menos de 15 días, se han realizado dos apertura de compuertas del Dique Potrerillos, para descomprimir la carga de agua del embalse, que llegó al máximo de su cota. Así, las maniobras llevan a un crecimiento del caudal del río Mendoza, por lo que las autoridades realizaron advertencias a la población, sobre todo de no instalarse en las riberas. En tanto, esta situación podría derivar en la interrupción del suministro de agua potable, dependiendo del grado de turbiedad que tenga el líquido que llega a las plantas potabilizadoras.