Anuncios

EEUU ve positiva la intención china de cooperar ante el fentanilo pero quiere más avances

Washington, 30 ene (EFE).- Estados Unidos consideró este martes positivo que China se haya comprometido a cooperar de cara a una mayor coordinación contra la distribución y exportación de precursores químicos utilizados para producir fentanilo, pero apuntó que queda más trabajo por hacer.

"Se han comprometido a cooperar para aumentar la coordinación de las fuerzas del orden para abordar la distribución y exportación de precursores químicos de los opioides que se están cobrando tantas vidas", apuntó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby.

Ese compromiso se produjo durante la reunión del Grupo de Trabajo Antinarcóticos entre Estados Unidos y China, reunido este martes en Pekín para abordar mecanismos para atajar el ingreso del fentanilo a territorio estadounidense.

Según la Casa Blanca, ese grupo es "un mecanismo decisivo para coordinar los esfuerzos bilaterales para contrarrestar la fabricación y el tráfico global de drogas sintéticas ilícitas, incluido el fentanilo".

Las dos partes, añadió la Presidencia estadounidense, enfatizaron la necesidad de coordinar las acciones en favor de la aplicación de la ley, en temas que van desde el "uso indebido" de precursores químicos hasta la financiación ilícita de organizaciones criminales.

Kirby añadió que la delegación china también prometió colaborar más en el intercambio de información entre los respectivos gobiernos.

"El objetivo es lograr acciones concretas y medibles que conduzcan a una reducción en el suministro de estos precursores químicos que están matando a tantos estadounidenses. Así que es un buen comienzo, pero es sólo el comienzo y queda mucho más trabajo por hacer", recalcó.

Esa reunión de alto nivel supone la reanudación de la cooperación bilateral en materia de narcotráfico entre ambas potencias, concretada a partir del encuentro que sostuvieron el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo chino, Xi Jinping, en noviembre del año pasado en San Francisco (California).

El Gobierno estadounidense espera que a partir de la puesta en marcha de este grupo de trabajo las autoridades chinas informen a sus compañías químicas de que afrontarán acciones legales si descubren que están involucradas en el comercio de estos precursores químicos, tal como ya lo han hecho en el pasado.

(c) Agencia EFE