Anuncios

EE.UU. retira la visa a funcionarios de Hong Kong que "reprimen derechos y libertades"

Washington, 29 mar (EFE).- Estados Unidos anunció este viernes que retirará el visado a "múltiples" funcionarios de Hong Kong "responsables de la intensificación de la represión de los derechos y libertades".

El Departamento de Estado informó en un comunicado firmado por el secretario Antony Blinken de estas sanciones, aunque no detalló el número de funcionarios afectados por esta medida.

En el texto Blinken aseguró que Estados Unidos está comprometido a "continuar trabajando con el Congreso y la comunidad internacional" para apoyar al pueblo de Hong Kong y pedir "la restauración de los derechos y libertades" de los hongkoneses, así como "la liberación inmediata de aquellos injustamente detenidos o encarcelados bajo la Ley de Seguridad Nacional".

En opinión de Estados Unidos, durante el año pasado China "continuó tomando medidas contra el alto grado de autonomía, instituciones democráticas y derechos y libertades prometidos a Hong Kong".

Esto incluye la reciente promulgación por parte de las autoridades de Hong Kong de legislación en virtud del artículo 23 de la Ley Básica, "que contiene disposiciones amplias y vagamente definidas sobre sedición, secretos de Estado e interacciones con entidades extranjeras" y que "podrían usarse para eliminar la disidencia", afirmó Blinken.

El pasado enero, el jefe del Ejecutivo hongkonés, John Lee, anunció un plan para promulgar una ley basada en el 'artículo 23' de la Ley Fundamental de la ciudad, con la que prevé ampliar sus competencias jurídicas para sofocar la disidencia a raíz de las movilizaciones antigubernamentales que tuvieron lugar en 2019.

Desde la devolución de Hong Kong a China por parte del Gobierno británico en 1997, el territorio ha sido gobernado bajo el principio de 'un país, dos sistemas', que garantiza la separación de las estructuras jurídicas y judiciales de la parte china continental.

En virtud de su miniconstitución, conocida como Ley Fundamental, la excolonia tiene la responsabilidad de promulgar su propia ley para abordar siete delitos relacionados con la seguridad, que incluyen traición, insurrección, robo de secretos de Estado, sabotaje y espionaje.

El nuevo texto es independiente de la ley de seguridad nacional impuesta por Pekín, aprobada en junio de 2020 tras meses de protestas y disturbios en favor de la democracia, en la que se tipifican como delitos la secesión, la subversión, la connivencia con el extranjero y el terrorismo.

Anteriormente, en 2003, hubo un intento de promulgar esta misma normativa, pero quedó en suspenso tras una movilización a la que se calcula que asistieron cientos de miles de residentes.

Hace unos días, China expresó su "firme insatisfacción y oposición" a que Estados Unidos critique la nueva y controvertida ley de seguridad nacional de Hong Kong que entra en vigor este año.

En un comunicado publicado por la oficina del Ministerio chino de Exteriores en Hong Kong, su portavoz aseguró que las críticas sobre la ley "solo buscan difamar" y "atacar a China".

(c) Agencia EFE