Anuncios

EE.UU. responde a Netanyahu que no quiere una reocupación israelí de Gaza tras la guerra

Buenos Aires, 23 feb (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, reiteró este viernes que su país no quiere ver una reocupación israelí de la Franja de Gaza ni una reducción de su territorio, después de que Israel haya propuesto controlar la seguridad del enclave palestino.

Preguntado en una rueda de prensa en Buenos Aires, donde está de visita oficial, el jefe de la diplomacia estadounidense confesó que no ha visto los "detalles" del plan del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y dijo que prefiere guardarse su opinión.

No obstante, Blinken recordó que la postura de Estados Unidos es desde hace meses que Gaza deje de ser "una plataforma para el terrorismo", pero insistió en que no "debe haber una reocupación" israelí del enclave ni debe reducirse su territorio.

"Queremos asegurarnos de que cualquier plan sea consistente con estos principios", expresó Blinken, quien compareció junto a la canciller argentina, Diana Mondino.

El jefe de la diplomacia estadounidense encomió también la posición del presidente de Argentina, Javier Milei, por su firme condena al ataque de Hamás perpetrado contra Israel el 7 de octubre.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reveló anoche por primera vez, y tras cuatro meses y medio de guerra en Gaza, su plan para 'el día después' del conflicto, en el que detalló una Franja desmilitarizada, cuya seguridad dependerá de Israel y en la que no exista la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA).

En un documento, presentado la noche del jueves ante el gabinete de guerra para su aprobación y publicado hoy por la Oficina del Primer Ministro, Netanyahu recordó los objetivos a corto plazo: destruir las capacidades militares y la infraestructura gubernamental tanto de Hamás como de la Yihad Islámica, liberar a los rehenes e impedir que Gaza vuelva a ser una amenaza.

A medio plazo, el mandatario anunció una Franja donde Israel mantendrá la libertad de operaciones militares "sin límite de tiempo", con un perímetro de seguridad en la divisoria y el control israelí de la frontera entre Gaza y Egipto para evitar la reaparición de "elementos terroristas en la Franja de Gaza".

"La 'Valla Sur' funcionará, en la medida de lo posible, en cooperación con Egipto y con la asistencia de Estados Unidos, y se basará en medidas para impedir el contrabando procedente de Egipto, tanto subterráneo como aéreo, incluido el cruce de Rafah", detalla el documento.

También, Israel dice que mantendrá el control de seguridad sobre Cisjordania y Gaza, mientras que en el enclave "habrá una desmilitarización completa", más allá de lo necesario para mantener el orden público.

A largo plazo, Netanyahu insistió en la negativa de un Estado palestino o de los "dictados internacionales sobre un acuerdo permanente" y previó el fin de la UNRWA.

(c) Agencia EFE