Anuncios

EE.UU. lanza ataques contra objetivos vinculados con Irán en Irak, Siria y Bagdad en represalia por la muerte de soldados estadounidenses

El bombardero B-1 Lancer y aviones de combate F-22 sobrevuelan el río Hudson durante un sobrevuelo militar como parte de las celebraciones del 4 de julio el 04 de julio de 2020 en la ciudad de Nueva York. (Foto de Rob Kim/Getty Images)
El bombardero B-1 Lancer y aviones de combate F-22 sobrevuelan el río Hudson durante un sobrevuelo militar como parte de las celebraciones del 4 de julio el 04 de julio de 2020 en la ciudad de Nueva York. (Foto de Rob Kim/Getty Images)

Estados Unidos inició este viernes una ofensiva aérea contra grupos respaldados por Irán en Siria e Irak tras el ataque con drones a una base militar en Jordania que mató a tres soldados estadounidenses el pasado fin de semana.

Al menos 16 personas, entre ellos varios civiles, han muerto en los bombardeos, según el gobierno iraquí, que ha informado de que también se han contabilizado 25 heridos.

"Que todos los que puedan buscar hacernos daño lo sepan: si le haces daño a un estadounidense, responderemos", dijo el presidente de EE.UU., Joe Biden, tras el ataque.

"Nuestra respuesta comenzó hoy. Continuará en los momentos y lugares que elijamos", siguió diciendo.

Las autoridades dijeron que EE.UU. está planeando acciones militares durante varios días contra objetivos en Irak y Siria, informó CBS News, socio estadounidense de la BBC.

Las fuerzas estadounidenses lanzaron ataques aéreos contra la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC, por su sigla en inglés) de Irán y grupos de milicias afiliados a la medianoche hora local (21:00 GMT), informó el Mando Central de Estados Unidos.

Se alcanzaron más de 85 objetivos, que incluían operaciones de mando y control, centros, centros de inteligencia, cohetes y misiles, sitios de almacenamiento de drones e instalaciones logísticas y de cadena de suministro de municiones de grupos de milicias, añadió.

Estuvieron implicados numerosos aviones, incluidos bombarderos de largo alcance procedentes de EE.UU., y se utilizaron más de 125 municiones de precisión, dijo el comando unificado.

Los bombardeos suponen una "violación" de la soberanía iraquí, y tendrán "consecuencias desastrosas para la seguridad y la estabilidad de Irak y de la región", reaccionó el general Yehia Rasool, portavoz del primer ministro iraquí, según AFP.

Estados Unidos tiene presencia militar en Siria. (BBC)
Estados Unidos tiene presencia militar en Siria. (BBC)

El ministerio de Exteriores sirio también condenó los ataques de EE.UU., que considera que han demostrado "una vez más que sus fuerzas militares amenazan la paz y la seguridad internacional y encienden el conflicto en la región", recogió la agencia Sana en un comunicado.

El portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de EE.UU., John Kirby, dijo que los objetivos atacados fueron seleccionados para evitar víctimas civiles y "basados en pruebas claras e irrefutables de que estaban relacionados con ataques contra personal estadounidense en la región".

Este es el comienzo de la anticipada represalia de EE.UU. por el ataque ocurrido en el noreste de Jordania.

Militares de EE.UU. en la región han sido atacados repetidamente en Irak y Siria por grupos respaldados por Irán desde el estallido del conflicto entre Israel y Hamás en octubre pasado, pero el suceso del domingo supuso la primera muerte de soldados estadounidenses en ataques en la región en este período.

Mapa de Medio Oriente que destaca Siria e Irak, donde, según se informa, Estados Unidos ha atacado objetivos no especificados. (BBC)
Mapa de Medio Oriente que destaca Siria e Irak, donde, según se informa, Estados Unidos ha atacado objetivos no especificados. (BBC)

La inteligencia estadounidense cree que el dron utilizado para atacar la base militar fue fabricado por Irán, según cuatro funcionarios estadounidenses que hablaron con Reuters.

Los tres militares muertos fueron identificados como los soldados de la Reserva del Ejército William Rivers, de 46 años, y Kennedy Sanders y Breonna Moffett, ambas de unos 20 años.

Al menos otras 41 personas resultaron heridas.

"No buscamos el conflicto en Oriente Próximo ni en ningún otro lugar, pero el presidente y yo no toleraremos ataques contra las fuerzas estadounidenses", aseguró el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin. "Este es el comienzo de nuestra respuesta", agregó.

La Casa Blanca había dicho que haría todo lo necesario para proteger a las tropas, aunque enfatizó que no buscaba una guerra con Irán.

Hay una gran cantidad de bases, almacenes de armas y depósitos de entrenamiento en todo Irak y Siria que pertenecen a la miríada de milicias respaldadas por Irán.

Estas milicias están entrenadas, equipadas y financiadas por la Fuerza Quds, pero no necesariamente dirigidas por ellos.

Estas milicias han lanzado más de 170 ataques contra bases estadounidenses en la región desde el 7 de octubre. EE.UU. dice saber quiénes son y dónde están.

EE.UU. ya había llevado a cabo ataques con misiles contra algunas de estas bases después de ataques separados contra tropas estadounidenses.

Según el corresponsal diplomático de la BBC Paul Adams, la amplia gama de objetivos y la cantidad de armamento utilizado representan una respuesta mayor que cualquier cosa que EE.UU. haya hecho en Irak y Siria desde el 7 de octubre, pero menor de lo que algunos críticos del gobierno Biden han pedido.

No hubo ataques en suelo iraní y un buque de guerra iraní en el mar Rojo, que se cree que participa en los ataques directos de los hutíes contra el transporte marítimo comercial, no fue el objetivo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Este es el bombardero B-1 de la Fuerza Aérea de EE.UU. usado en el ataque a objetivos en Iraq y Siria