Anuncios

EE.UU. lamenta la cancelación del viaje de los asesores de Netanyahu para hablar de Rafah

Washington, 25 mar (EFE).- Estados Unidos lamentó este lunes la decisión del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, de cancelar la visita a Washington de dos de sus principales asesores como represalia a que la administración de Joe Biden no ha utilizado su derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, que aprobó por primera vez una resolución que pide un alto el fuego en la Franja de Gaza.

"Estamos muy decepcionados de que no vengan a Washington DC para permitirnos tener una conversación extensa con ellos sobre alternativas viables a la ofensiva terrestre sobre Rafah", apuntó en una conversación con medios el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby.

Estaba previsto que el asesor de seguridad nacional, Tzachi Hanegbi, y el ministro de Asuntos Estratégicos, Ron Dermer, -del círculo más cercano a Netanyahu- viajaran a Washington esta semana a petición de la Casa Blanca para escuchar las propuestas estadounidenses para ampliar la ayuda humanitaria a Gaza y alternativas a una operación terrestre en Rafah.

La oficina de Netanyahu informó en un comunicado sobre la decisión, consecuencia de que Estados Unidos no vetó hoy el nuevo texto que pide un alto el fuego sin la condición de liberar a los secuestrados.

"Se trata de un claro retroceso de su posición constante en el Consejo de Seguridad desde el comienzo de la guerra", apunta el comunicado.

El texto fue publicado mientras Kirby realizaba su rueda de prensa diaria por lo que rechazó hacer valoraciones más detalladas, aunque afirmó que esta situación, que "no es ideal", no significa que la capacidad de Estados Unidos para hablar con el Gobierno israelí "haya sido eliminada".

De hecho, el ministro de Defensa israelí Yoav Galant se encuentra desde ayer en Washington y está previsto que hoy se encuentre con funcionarios estadounidenses como el secretario de Estado, Anthony Blinken.

"Esperamos tener conversaciones con él también y tenemos todas las expectativas de que Rafah forme parte de esas discusiones", afirmó Kirby.

La incursión terrestre a Rafah es uno de los principales puntos de fricción entre EEUU e Israel, ya que Netanyahu la considera imprescindible para derrotar a los cuatro batallones de Hamás que quedan allí y ganar la guerra, mientras que la administración de Joe Biden lo considera una "línea roja" porque 1,4 millones de desplazados, más de la mitad de la población gazatí, está en esa ciudad del extremo meridional del enclave.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este lunes por primera vez, y tras cuatro intentos fallidos previos, una resolución en la que se pide inequívocamente un alto el fuego en la guerra en la Franja de Gaza, donde ya han muerto más de 32.200 personas.

La resolución fue aprobada por 14 votos a favor y una abstención, la de Estados Unidos, y al aprobarse suscitó los aplausos de la sala, cosa que raramente sucede, ya que hasta ahora había vetado todas las resoluciones presentadas en este sentido.

(c) Agencia EFE