Anuncios

Edinson Cavani cortó el maleficio con un triplete y fue clave en el triunfo de Boca ante Belgrano por la Copa de la Liga

Cavani la toca por arriba de Losada y anota el 2 a 1 parcial; el uruguayo se destapó y convirtió tres goles en el triunfo de Boca ante Belgrano
Cavani la toca por arriba de Losada y anota el 2 a 1 parcial; el uruguayo se destapó y convirtió tres goles en el triunfo de Boca ante Belgrano - Créditos: @Daniel Jayo

Se hizo desear, pero llegó. Edinson Cavani debió esperar 594 minutos para cortar la sequía goleadora y lo hizo de una manera especial: un triplete, que sirvió para que Boca revierta el partido ante Belgrano y gane por 3 a 2 en un partido correspondiente a la octava fecha de la Copa de la Liga. Además, sus gritos fueron en 14 minutos y luego de que en la primera etapa el arquero rival le ahogara lo que podría haber sido ser su primer grito.

Se jugaban 25 minutos de la primera etapa y el Pirata ganaba 1 a 0. Boca, obligado a buscar el partido, se adelantó en el campo de juego y empezó a buscar la igualdad. Un centro de Luis Advíncula fue al primer palo, Cavani anticipó a la defensa, cabeceó, pero Nahuel Losada la tapó, un poco con la cara y otro poco con una mano para mandarla al córner. La sonrisa en su rostro fue la manera de demostrar que su sequía continuaba.

Sin embargo, a los 18 de la segunda etapa y cuando el Xeneize estaba en uno de sus mejores momentos en el partido, el árbitro Nazareno Arasa no dudó en cobrar penal en una infracción sobre Cristian Medina, al que tomaron de la camiseta. El uruguayo, de inmediato agarró la pelota, se hizo cargo del disparo y estableció el 1 a 1, cortando la racha negativa que tenía sin marcar.

Festejó el tanto, pero como sabía que Boca debía ganar el partido, agarró la pelota y la llevó hasta el mediocampo. Tan solo 11 minutos más tarde, desplegó toda su jerarquía para marcar el segundo. Gran pase de Lautaro Blanco sobre la izquierda, y diagonal del uruguayo, que cuando recibió se la picó por arriba del arquero con una definición exquisita. El grito de gol se hizo desear, porque en primer lugar el tanto fue anulado por un supuesto offside, pero luego de la revisión del VAR, se revirtió el fallo y quedó claro que el delantero uruguayo estaba habilitado.

Y cuando a un goleador de la magnitud de Cavani se le abre el arco, todo se le hace mucho más fácil y quedó evidenciado con su tercer gol. Luego de algunos fallos defensivos en la salida por parte de Belgrano, Langoni se anticipó, la encontró picando dentro del área, tiró el centro atrás y el 10 definió para marcar el 3 a 1, el tercero en su cuenta personal y otra pelota para su colección, el primer hat trick con la camiseta xeneize. A los 40 minutos, salió reemplazado por Lucas Janson y fue ovacionado por todo el estadio, que lo aplaudió y le gritó al unísono: “Uruguayo! Uruguayo!”.

Con su triplete, el atacante de 37 años llegó a seis goles en 21 partidos con la casaca de Boca. Su último festejo previo había sido el 15 de octubre de 2023, cuando frente a Talleres, por Copa Argentina, marcó también de penal. El uruguayo acumulaba 594 minutos sin celebrar.

Luego del partido, habló : “Costó, sí. Se nos venía haciendo difícil ganar, pero me quedo más con eso, era importante la victoria para empezar a sumar resultados positivos. Se vieron cosas buenas, pero tenemos que mejorar”, dijo primero en cuando al triunfo alcanzado por el Xeneize.

Edinson Cavani y un triplete que le quedará en el recuerdo
Edinson Cavani y un triplete que le quedará en el recuerdo - Créditos: @Daniel Jayo

Al término del partido, agarró la pelota y se acercó hacia el palco en el que estaba su familia, dedicándoles la noche brillante que tuvo. Además, habló con la transmisión oficial. “Sólo se sale con trabajo, dedicación y ya son muchos años que uno anda atrás de la pelota, pero me pone contento el partido de hoy. Esto va para mi familia, que es la que se banca todo, la que me apoya, la que me da ese empujón. Son los invisibles que nos aguantan en momentos difíciles. También para la gente que me banca. Es verdad que pueden ponerse impaciente, porque quieren goles”.

La felicidad de sus compañeros quedó reflejada en cada festejo y sobre eso, expresó: “Todos deseamos ganar, salir de la mala racha. Ellos lo saben, son mi segunda familia, los que conviven conmigo después de mi familia, por eso es normal que se alegren. Esas son las cosas que te llenan y te dan felicidad. Eso también me pone contento”.

Por último se refirió al presidente de Boca, quien hizo mucha fuerza para que se concrete su arribo al club. “Romás siempre me da la confianza, no hace un mes, ni dos ni cinco, que me convenció de venir hace tres años. Yo estoy feliz de que todas las cosas puedan fluir y merecemos que nos vaya bien”, cerró.