Anuncios

Dominic Thiem, el campeón de Grand Slam que no logra ser “competitivo” y no sabe qué le pasa

Dominic Thiem, excampeón del US Open y número 3 del mundo en 2020, no consigue recuperar las buenas sensaciones en el circuito y está sufriendo
Dominic Thiem, excampeón del US Open y número 3 del mundo en 2020, no consigue recuperar las buenas sensaciones en el circuito y está sufriendo - Créditos: @MARCELO ENDELLI

“No sé qué me pasa. No logro ser competitivo”. Alguien desatento al circuito de tenis, probablemente, jamás pensaría que la confesión le pertenece a un campeón individual de Grand Slam que todavía no alcanzó los 30 años. Sin embargo, la realidad indica otra cosa. Dominic Thiem, el talentoso jugador austríaco de 29 años que ganó el Abierto de los Estados Unidos en septiembre de 2020, no puede volver a ser.

Saque ambiguo. Era el dueño del "ace más lento de la historia", pero ahora batió el récord de doble faltas que le pertenecía a Coria

Después de coronarse en Nueva York, paradójicamente, entró en una zona oscura de la que no puede despojarse. Estuvo inactivo durante meses por una lesión en la muñeca derecha y por obstáculos anímicos. Ganador de diez títulos sobre polvo de ladrillo y dos veces finalista de Roland Garros (2018 y 2019), este año optó por participar de la gira sudamericana sobre superficie lenta para intentar recuperar las buenas sensaciones, sin embargo el resultado fue totalmente opuesto.

El talentoso tenista austríaco Dominic Thiem no encuentra la salida
El talentoso tenista austríaco Dominic Thiem no encuentra la salida - Créditos: @CHRISTOPHE ARCHAMBAULT

Después de dos derrotas en la misma cantidad de partidos en el arranque de la temporada en Oceanía (en la qualy de Adelaida 1 y en el Australian Open) y de dos tropiezos en la Copa Davis ante Croacia en la ciudad portuaria de Rijeka, Thiem decidió viajar a Sudamérica para competir en tres de los cuatro certámenes sobre polvo de ladrillo: Buenos Aires, Río de Janeiro y Santiago de Chile.

En el primero, disputado en el Buenos Aires Lawn Tennis Club, se marchó en la segunda ronda: perdió 6-4 y 6-4 con el peruano Juan Pablo Varillas (por entonces, 101°) después de derrotar al eslovaco Alex Molcan (51°). En el torneo carioca se despidió en la primera ronda al perder con el local Thiago Monteiro (83°) en tres sets. Mientras que en Santiago se derrumbó ante el chileno Cristian Garin (100°; que también atraviesa un momento delicado en su carrera). En definitiva, el récord total de Thiem en el año es de una victoria y siete derrotas. El panorama alarma.

Nicolás Massú, capitán del equipo chileno de Copa Davis
El chileno Nicolás Massú acompaña a Thiem como entrenador

Thiem, número tres del mundo en marzo de 2020 y actual 99°, está sufriendo el tenis y no lo oculta. El chileno Nicolás Massú, su entrenador, lo acompaña constantemente y lo intenta recuperar, pero no lo consigue y la frustración aumenta semana tras semana. “Garin jugó bien, pero se lo hice muy fácil, porque no le di dificultades, no fui lo suficientemente agresivo. Él se vio en un gran nivel, pero si juego así, muchos se van a ver bien jugando contra mí. No fui un verdadero reto para él”, dijo Thiem, autocrítico, durante la rueda de prensa posterior al partido en Chile. Y aportó, preocupado y con incertidumbre sobre el futuro: “Hay muchas cosas que no hice bien en el partido. En las prácticas hago muchas cosas bien, pero cuando entro en la cancha..., no sé qué pasa”.

El tenista europeo sabe, como nadie, que deberá avanzar en el ranking para tener chances de competir en los mejores certámenes del tour. Por el momento sigue recibiendo invitaciones, como sucedió para el primer Masters 1000 estadounidense de la temporada, en Indian Wells, que comenzará el 8 de este mes. La última vez que Thiem compitió en el torneo de California, hace cuatro años, se consagró campeón y capturó su primer título de ese nivel, el más valioso después de los Grand Slams.

Dominic Thiem ganador del US Open y Alexander Zverev
Dominic Thiem ganó el US Open en 2020 al vencer al alemán Alex Zverev en la final

Thiem llegó a confesar, en abril de 2021, pocos meses después de ganar el US Open, estar padeciendo problemas anímicos por no haber sabido cómo gestionar sus emociones después de haber ganado un Grand Slam, objetivo por el que luchó durante muchos años. “Perseguí el gran objetivo durante quince años sin mirar a la izquierda ni a la derecha. Lo logré, en circunstancias extrañas [debido a la falta de público por la pandemia], pero eso no es tan importante para mí. En cierto modo, algunas cosas quedaron en el camino: la vida privada, lidiar con otras cosas, ampliar tus horizontes. Tienes que hacer algo por tu cabeza, por tu cerebro. Solo había tenis. Quiero cambiar eso un poco”, reconoció Thiem, en un reportaje concedido al periódico austríaco Der Standard, con sede en Viena.

Thiem ostenta 17 títulos en total y logró victorias frente a los integrantes del maravilloso Big 3: cinco ante el suizo Roger Federer, seis frente al español Rafael Nadal y cinco contra el serbio Novak Djokovic. Después de ganar el US Open en 2020 (venciendo al alemán Alexander Zverev en la final), el mundo de las raquetas pensó que Thiem ya estaba listo para luchar por la cima del ranking. Pero, desde entonces, todo se oscureció en su realidad. El austríaco sigue empeñándose para entrenarse y recuperar su nivel, pero el tiempo pasa, el tour avanza a mucha velocidad y su paciencia es cada vez menor.

Grandes tiros de Thiem