Anuncios

Los Dolphins enfrentan ahora otras duras decisiones con sus hombres en la agencia libre

La primera temporada de Mike McDaniel como entrenador de los Dolphins terminó con balance positivo y se pudo alcanzar los playoffs por primera vez desde la temporada 2016.

Pero más allá de eso el equipo de Miami busca la excelencia, es decir un equipo que no se limite a alcanzar la postemporada sino que luche por el título de la NFL, lo cual obliga a tomar decisiones difíciles.

Mike Daniel comenzó la temporada baja despidiendo a sus principales coordinadores, Josh Boyer y Matt Applebaum para acto seguido traer a otros dos con más peso específico: Vic Fangio para el puesto de coordinador defensivo y Frank Smith para el de coordinador ofensivo.

No fueron dos decisiones fáciles. Boyer construyó una sólida defensa y el segundo llegó junto a McDaniel y solo estuvo un año en el cargo. Aunque es cierto que la defensiva esta temporada bajó un poco de nivel y el ataque terrestre estuvo muy lejos de lo que se esperaba.

De igual modo se esperan otras duras decisiones para McDaniel junto al manager general Chris Grier, ahora con los agentes libres que aunque en principio se espera que todos puedan regresar, el tope salarial le juega en contra.

Línea ofensiva

Aunque el quarterback Tua Tagovailoa terminó cuestionado con su segunda conmoción cerebral de la temporada, los Dolphins le ratificaron en el puesto de titular para la campaña 2023.

Eso si, no estaría mal buscarse otro quarterback de nivel de abridor porque una nueva conmoción cerebral podría dejar a Tua fuera al menos de la temporada, pues el QB. Teddy Bridgewater, que también es agente libre, no parece ser el hombre.

Lo que sí es muy probable es que el tight end Mike Gesicki se marche como agente libre, después de una campaña en la que su juego no encajó demasiado para los Dolphins, que prefiere tight end más bloqueadores que recibidores.

Los que Miami sí debe tratar de retener son los running backs Jeff Wilson y Raheem Mostert, que ahora bajo las órdenes de Smith deben explotar sus cualidades y ayudar más a Tua y a la ofensiva terrestre como sus corredores titulares.

Tampoco se debe dejar ir al wide receiver Trent Sherfield, el tercero mejor en su posición en el equipo, con muy buen impacto en la campaña.

En duda está si se quedan con los tackles ofensivos Brandon Shell y Greg Little, como los suplentes del tackle derecho Austin Jackson, y del izquierdo Terron Armstead, quienes la pasada campaña se perdieron varios juegos por lesión.

Línea defensiva

Tal vez el cornerback Byron Jones acompañe en su salida a Gesicki, pese a no ser agente libre, luego de no haber podido jugar este año tras una lesión que le obligó a pasar por el quirófano.

Se especula que la llegada de Brian Flores como coordinador defensivo de los Vikings podría abrirle de par en par las puertas de Minnesota.

Igualmente Miami tendrá que decidir qué hacer con el otro cornerback, Nik Needham, que muy bien podría quedarse si Jones se va.

Los linebackers también están en duda. Ahí están Melvin Ingram, Elandon Roberts, Duque Riley y Andrew Van Ginkel; mientras el safety Eric Rowe parece que será renovado en tanto con Clayton Fejedelem no hay nada seguro.

Si bien hay algunos agentes libres más, estos son los más importantes y todo puede depender de lo que se consiga en la agencia libre y en el draft 2023.

Como se puede apreciar no será fácil, pero este es el camino si se quiere estar en el próximo Super Bowl, el de 2024 en Las Vegas.

Por ahora a los Dolphins solo les queda ver por la televisión el partido por el título este domingo 12 de febrero entre los Eagles de Filadelfia y los Chiefs de Kansas City en el State Farm Stadium, en Glendale, Arizona.