Anuncios

Diego Schwartzman se despidió del Masters 1000 de Miami: perdió ante Holger Rune y no logra dos éxitos consecutivos desde septiembre

Diego Schwartzman se despidió en la tercera ronda del Miami Open al caer frente al danés Holger Rune por 6-4 y 6-2
Diego Schwartzman se despidió en la tercera ronda del Miami Open al caer frente al danés Holger Rune por 6-4 y 6-2 - Créditos: @Jim Rassol

Diego Schwartzman se encontró con un desafío de la tercera ronda, en el Masters 1000 de Miami, demasiado espinoso para su irregular y frágil actualidad. El argentino, 38° del ranking mundial y 31° preclasificado en el torneo de la Florida, había debutado sobre el cemento estadounidense derrotando al chino Yibing Wu (64°), pero -más allá del esfuerzo- no pudo encadenar dos triunfos consecutivos ya que el explosivo adolescente danés Holger Rune (8°; 19 años) lo superó por 6-4 y 6-2.

"La pasé horrible". Fue campeón de ATP y jugaba contra los mejores, pero cayó en la depresión y las lesiones: hoy, dice, empieza de cero

En una jornada algo ventosa y con 30°, Rune le marcó la cancha al porteño desde el primer game en el estadio Butch Buchholz, quebrándole el servicio. Más allá de ese primer paso, el europeo, sorprendente campeón del Masters 1000 de París-Bercy en noviembre pasado (venciendo a Novak Djokovic en la final y a otros cuatro Top 10 a lo largo del certamen), tuvo momentos de incertidumbre en un par de turnos de servicio propios, sobre todo en el sexto game cuando Schwartzman contó con una chance de quiebre, pero siempre -de una u otra manera- logró defenderse y seguir sumando. La potencia de los tiros de Rune fueron una dificultad para el argentino de 30 años y, en la primera oportunidad que tuvo el danés para cerrar el primer set con su saque, la aprovechó (6-4, en 54 minutos).

Diego Schwartzman sigue siendo víctima de su irregularidad
Diego Schwartzman sigue siendo víctima de su irregularidad - Créditos: @HARRY HOW

Rune volvió a sacudir las expectativas de Schwartzman en el comienzo del segundo set, emulando lo logrado en el primero: le quebró el saque al argentino y se adelantó por 1-0. Pero, a diferencia de lo ocurrido al principio, esta vez Rune mostró nervios e inseguridades con su saque y lo cedió (por primera vez en el match), cometiendo una doble falta (1-1). Así y todo, Rune no se desmoralizó y siguió presionando a Schwartzman, lo llevó a cometer errores y volvió a romperle el saque (2-1). Esa acción tuvo una influencia directa en la confianza de Schwartzman, que volvió a dejar su saque (4-1).

Desde entonces y con Juan Sebastián Verón en la tribuna, transcurrió todo muy rápido: Schwartzman no pudo despojarse de la frustración (no lo ocultó y constantemente le hizo comentarios negativos a los integrantes de su equipo sobre las oportunidades desaprovechadas). Y así fue como, con el reloj marcando la hora y 31 minutos de desarrollo, Rune gestionó con sencillez su turno de servicio y terminó imponiéndose (6-2) para avanzar a los octavos de final del Miami Open.

En Miami: el danés Holger Rune, de sólo 19 años y 8° del mundo, avanzó a los 8vos de final al derrotar a Schwartzman
En Miami: el danés Holger Rune, de sólo 19 años y 8° del mundo, avanzó a los 8vos de final al derrotar a Schwartzman - Créditos: @Jim Rassol

Schwartzman, que es entrenado sólo por Juan Ignacio Chela y está buscando una segunda opción para sumar a su equipo luego de desvincularse de Alejandro Fabbri, tenía como objetivo romper una racha de cinco derrotas consecutivas contra rivales del Top 10, pero Rune se convirtió en un obstáculo imposible de superar. El último éxito del Peque ante una de las mejores diez raquetas del circuito fue hace casi un año, en abril de 2022, contra Felix Auger-Aliassime en los cuartos de final de Barcelona (el canadiense era 9°). Schwartzman, además, sigue sin poder ganar dos partidos consecutivos desde el US Open del año pasado (en septiembre, derrotó a Jack Sock y a Alexei Popyrin antes de perder con Frances Tiafoe).

Con la caída ante Rune en el Hard Rock Stadium, en la zona de Miami Gardens (el torneo no se juega en Key Biscayne desde 2018), Schwartzman registra un récord de nueve derrotas (una de ellas, en el Challenger Tour, en Phoenix) y solamente tres victorias en lo que va de la temporada.

Un puntazo ganado por Rune

Entonces, el único argentino que sigue de pie en el Miami Open es Francisco Cerúndolo (31°), que este lunes se medirá con Auger-Aliassime por la tercera ronda.

¿Qué seguirá ahora para Schwartzman? El exnúmero 8 del mundo volverá al polvo de ladrillo, la superficie que más domina. Comenzará la gira europea sobre canchas lentas en Estoril (desde el 3 de abril) y tiene planificado prolongarla en el Masters 1000 de Montecarlo (9/4) y en el ATP 500 de Barcelona (17/4). También tiene previsto jugar los Masters 1000 de Madrid (26/4) y Roma (10/5), naturalmente. Y en Roland Garros (28/5), claro.

El resumen del partido