Anuncios

Detuvieron en Brasil a un coronel sospechado de de estar vinculado con la trama golpista de Jair Bolsonaro

El presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva
El presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva - Créditos: @MAURO PIMENTEL

BRASILIA.– Un coronel del Ejército de Brasil fue detenido hoy en Brasilia bajo la sospecha de haber organizado una reunión de militares con el objeto de preparar un golpe de estado que impidiera la asunción del actual presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, hace poco más de un año, informó la prensa local.

El coronel Bernardo Romão Corrêa Netto fue aprehendido por efectivos de la Policía Federal al regresar de Washington, a donde había viajado el jueves para participar de un curso del Colegio Interamericano de Defensa, informó la televisora O Globo.

El coronel Bernardo Romão Corrêa Netto
El coronel Bernardo Romão Corrêa Netto - Créditos: @Twitter

Corrêa está sospechado de haber organizado el 28 de noviembre de 2022 una reunión de oficiales de las Fuerzas Especiales del Ejército para planear un golpe de estado, un mes después del balotaje que consagró a Lula, quien entonces aún no había asumido.

El sospechoso era en ese momento asistente del Comando Militar del Sur y considerado un hombre de confianza del comandante, teniente coronel Mauro Cid, quien a su vez fue estrecho colaborador del todavía entonces presidente, Jair Bolsonaro.

La Policía interceptó conversaciones en su teléfono móvil que demostrarían que Corrêa escogió para esta reunión a militares formados en las Fuerzas Especiales conocidas como Kids Pretos, lo que “demuestra la minuciosa planificación para utilizar contra el propio Estado brasileño las técnicas militares para la consumación del golpe”.

Miles de seguidores del exmandatario de Brasil Jair Bolsonaro, que defienden un golpe de estado para derrocar al presidente Luiz Inácio Lula da Silva, invadieron hoy el Palacio del Planalto, el Congreso Nacional y el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema), en Brasilia, prácticamente sin resistencia de la policía de la capital federal.
Miles de seguidores del exmandatario de Brasil Jair Bolsonaro, que defienden un golpe de estado para derrocar al presidente Luiz Inácio Lula da Silva, invadieron hoy el Palacio del Planalto, el Congreso Nacional y el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema), en Brasilia, prácticamente sin resistencia de la policía de la capital federal.

La detención del oficial fue avalada por el juez del Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema) Alexandre de Moraes, que escribió en su resolución que había un plan para difundir noticias falsas “por parte de las Fuerzas Armadas y otros miembros del grupo criminal para desacreditar el proceso electoral”.

El objetivo era generar un “ambiente favorable al golpe de estado” y para ello habían preparado incluso una “carta al comandante del Ejército de oficiales superiores en actividad”.

Lula asumió su mandato el 1 de enero de 2023 y una semana después, simpatizantes de Bolsonaro atacaron las sedes de los tres poderes públicos, en lo que fue considerado un intento de golpe contra el actual mandatario y por el que hay varias investigaciones en marcha y decenas de detenidos.

Agencia Telam