Anuncios

Liberan bajo fianza a dos periodistas tailandeses tras cubrir protesta en el Gran Palacio

(Actualiza con su puesta en libertad bajo fianza)

Bangkok, 13 feb (EFE).- Un tribunal puso este martes en libertad bajo fianza a un periodista y un fotógrafo tailandeses que habían sido arrestados tras cubrir una protesta con grafiti con símbolos anarquistas y contra la ley de lesa majestad en el Gran Palacio de Bangkok.

Los trabajadores fueron puestos hoy en libertad tras depositar una fianza de 35.000 baht cada uno (unos 980 dólares estadounidenses, 909 euros), según informó la cadena de televisión pública tailandesa Thai PBS.

El reportero Nuttaphol Meksobhon, que trabaja para el medio independiente Prachatai, fue llamado a comparecer hoy ante un tribunal de Bangkok después de ser detenido la víspera por ser "cómplice" del daño a un monumento histórico cuando trabajaba en la cobertura de la protesta, informó dicha publicación a través de X.

El caso remonta a marzo de 2023, cuando el periodista se dirigió al Templo del Buda de Esmeralda del palacio capitalino para cubrir un acto en el que un hombre pintó un grafiti en la pared exterior con un símbolo anarquista y el número 112, una referencia a la ley de lesa majestad del país -también conocida como artículo 112 del Código Penal-.

Los vídeos de la protesta y el inmediato arresto del activista fueron ampliamente difundidos por la prensa tailandesa, ya que el templo forma parte de un turístico complejo de edificios reales históricos.

Además de Nuttaphol, el fotógrafo freelance Nattaphon Phanphongsanon también fue arrestado por las mismas acusaciones, informó el Prachatai.

Según la publicación, en el momento de la protesta "varios periodistas se encontraban en el local" y el reportero "no recibió ninguna citación antes de ser arrestado".

La noticia de la detención de los dos periodistas generó una pronta reacción de los principales medios de comunicación de Tailandia y de grupos legales y por los derechos humanos, que publicaron editoriales y mensajes contra la censura y a favor de la libertad de prensa.

Según apuntó Thai Enquirer, en los últimos años "Tailandia ha enfrentado un importante escrutinio por su trato a los periodistas y la libertad de prensa, una preocupación que ha sido resaltada por varios casos de alto perfil".

"El arresto de Natthaphon Meksophon de Prachatai y de un fotógrafo independiente por su cobertura de un incidente en (el templo) Wat Phra Kaew es el último de una serie de acontecimientos que subrayan el precario estado de la libertad de prensa en el país", destaca la publicación en su editorial de este martes.

Por su parte, el investigador de Human Rights Watch en Tailandia, Sunai Phasuk, dijo que "la libertad de prensa está bajo ataque" en el país asiático y sostuvo que "el periodismo no es un delito".

Mientras, la Alianza Tailandesa de Medios por la Democracia (DemAll) enfatizó que "los periodistas no son criminales" y recordó que "informar noticias se considera un ejercicio legítimo de las funciones de los medios de comunicación", por lo que "condenó las acciones de los funcionarios gubernamentales que usan su poder" para "violar los derechos y libertades de los medios de comunicación".

Tailandia cuenta con una de las leyes de lesa majestad más estrictas del mundo, con penas de hasta 15 años de cárcel para quien ofenda a la monarquía del país. En los últimos años, sin embargo, activistas por los derechos humanos han denunciado el creciente uso de la ley para fines políticos a fin de silenciar y castigar los opositores del sistema. EFE

nbo/grc/pav/ah

(c) Agencia EFE