Anuncios

Cómo detectar un golpe de calor y cómo actuar si ocurre

Gran parte del país se enfrenta a una ola de calor, y los especialistas recomiendan cuidarse de los golpes de calor.
Gran parte del país se enfrenta a una ola de calor, y los especialistas recomiendan cuidarse de los golpes de calor.

La primera ola de calor del 2024 afectó a varias regiones del país -incluso a la Patagonia- y sólo dos provincias del país no presentan alertas meteorológicas. Con un pronóstico que augura temperaturas elevadas de manera sostenida, que podrían llegar hasta los 37°C, las posibilidades de sufrir un golpe de calor se acrecientan .

En esa situación, lo que ocurre es que la temperatura corporal aumenta como consecuencia de la exposición prolongada a térmicas altas, o por el esfuerzo físico intenso con climas extremadamente cálidos. De esta forma, falla el mecanismo de enfriamiento de la sudoración (por el que suele eliminarse el 75% del exceso de toxinas) y el cuerpo comienza a tener dificultades para regularse. Cuando se alcanzan los 40°C o más en menos de 15 minutos, se alcanza una situación llamada “hipertemia”. “ El golpe de calor o insolación es el cuadro más grave del espectro , que puede causar una discapacidad permanente o la muerte si la persona no recibe tratamiento de emergencia”, explicó a LA NACION Ramiro Heredia, médico clínico del Hospital de Clínicas José de San Martín.

Ante estos fenómenos extremos, es esencial prestar mayor atención a los grupos más vulnerables. Los niños menores de 5 años; las personas mayores; embarazadas; personas con enfermedades crónicas o sobrepeso; aquellos que están expuestos al calor en su ambiente laboral; y las personas que viven en situación de calle son algunas de las que pueden verse más afectadas por la térmica elevada. Es por esto que es importante prestar atención y tomar las precauciones necesarias para evitar síntomas graves.

Una ola de calor sucede cuando las temperaturas se mantienen en valores extremadamente elevados durante, por lo menos, tres días.
Una ola de calor sucede cuando las temperaturas se mantienen en valores extremadamente elevados durante, por lo menos, tres días. - Créditos: @Gonzalo Colini

Los síntomas de un golpe de calor

El Ministerio de Salud recomienda estar alerta a los indicios tempranos, para poder actuar con rapidez y evitar que la situación se intensifique. En primera instancia -y previo a la insolación- se produce lo que se conoce como “agotamiento por calor”, cuyos síntomas son:

  • Sudoración excesiva

  • En los bebés puede notarse una irritación en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal

  • Piel pálida

  • Sensación de calor sofocante

  • Sed intensa y sequedad en la boca

  • Calambres musculares

  • Agotamiento, cansancio o debilidad

  • Dolores de estómago, inapetencia, náuseas o vómitos

  • Dolores de cabeza

  • Mareos o desmayo

Cuando la situación no se previene a tiempo, se torna peor y puede terminar en un golpe de calor. Los síntomas anteriores se acrecientan y se le suma una temperatura corporal de 39°C-40°C o mayor; piel roja, caliente y seca; respiración y frecuencia cardíaca acelerada; y dolor palpitante de cabeza. Además, lo que define que el cuadro se vuelva grave son las alteraciones del sistema neurológico, que pueden producir un menor rendimiento cognitivo y sensación de bienestar, y hasta un aumento del índice de violencia. “Si no se trata adecuadamente, puede llevar a la muerte dentro de las 24 horas”, subrayó Heredia.

En caso de detectar signos de este trastorno y sospechar de un diagnóstico de insolación, se recomienda, en primer lugar, llamar a los servicios de emergencias. A continuación, los especialistas instan a seguir estos pasos:

  • Llevar a la persona afectada a un lugar fresco, o con aire acondicionado, y quitar el exceso de ropa

  • Darle un baño de agua fría o hielo, si es posible

  • Colocar paños húmedos fríos sobre la piel, en la cabeza, el cuello, las axilas y la ingle

  • Mojar la ropa con agua fría, y si está disponible, colocarlo delante de un ventilador

“El objetivo es enfriar a la persona afectada rápidamente”, explicó Heredia, y reiteró la importancia de aplicar estas medidas a la espera de la llegada de emergencias.

Los cuidados para prevenirlo

Todas estas situaciones son prevenibles y sus efectos pueden ser mitigados, con una serie de hábitos que se pueden llevar a cabo fácilmente, explicó Heredia. Reducir la exposición al exterior, buscar lugares frescos y mantener una adecuada hidratación son algunas de las claves para evitar llegar al golpe de calor. Al mismo tiempo, desde la cartera de Salud también recomiendan:

  • Evitar bebidas con cafeína, alcohol o alto contenido en azúcar y las comidas pesadas, y optar por agua fresca y frutas y verduras, principalmente

  • Reducir la actividad física, incluso en los horarios de menos calor

  • Llevar ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros

  • Mojarse el cuerpo con frecuencia

  • Evitar la exposición al sol directo entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde

  • Mantener a los niños, los mayores y los grupos de riesgo en lugares frescos y ventilados