Anuncios

En desventaja 3-1 frente al Heat, Celtics se aferran a la esperanza

HEAT-CELTICS PANORAMA (AP)
HEAT-CELTICS PANORAMA (AP)

La temporada de los Celtics de Boston no acabó en una barrida a manos del Heat de Miami en la serie semifinal de la Conferencia Este, y ahora hay un destello de esperanza.

Queda por definirse si la victoria de Boston por 116-99 el martes por la noche fue el inicio de un resurgimiento milagroso o simplemente un respiro momentáneo de lo que sugiere la historia de la NBA.

A final de cuentas, la victoria de los Celtics hizo que sus posibilidades de convertirse en el primer equipo de la NBA en 151 intentos de sobreponerse a un déficit de 0-3 en una serie al mejor de siete, pase de ser insuperable a algo dudoso de cara al quinto juego la noche del jueves en el TD Garden.

Eso es bueno para un equipo que ha pasado la mayor parte de sus series pareciendo todo menos el segundo mejor equipo de la Conferencia Este.

“Solo tenemos que salir a ganar otro partido. Eso es lo único que importa”, dijo el base de los Celtics Marcus Smart. “Lo tomamos un partido a la vez. Entendemos que las probabilidades están en nuestra contra, pero somos un equipo que cree en sí mismo, sin importar nada. Y simplemente tenemos que seguir y lo único que importa es el siguiente juego”.

Gran parte de lo que hizo de los Celtics uno de los mejores equipos anotadores y defensivos de la liga durante la temporada regular, quedó destruido en tres derrotas seguidas frente a Miami para abrir la serie.

El Heat confundió a Boston en esos partidos. Anuló a Jayson Tatum y Jaylen Brown, sus mejores anotadores, mientras superaron a los Celtics en triples, un equipo que generalmente demolía a sus rivales desde la línea de tres puntos.

Boston mostró hambre en ambos extremos en el cuarto partido, remontando con una andanada que 18-0 que cambió el rumbo del juego en el tercer periodo. Comandado por los 33 puntos de Tatum, 11 rebotes y siete asistencias, los Celtics superaron al Heat por 30 puntos desde fuera del arco y convirtieron 16 balones perdidos de Miami en 27 puntos.

También le dio a los Celtics un plan a seguir.

“Todavía tenemos una larga batalla cuesta arriba”, dijo Tatum.

Mientras que la victoria le dio a los Celtics un poco de vida, en el Heat se pueden culpar a si mismos por no terminar el trabajo. El juego se mantuvo cerrado por tres periodos y Miami solamente necesita una victoria en los últimos tres duelos para regresar a las Finales de la NBA.