Anuncios

Demasiado calor: Russell Westbrook tuvo otro altercado con aficionados

Russell Westbrook, base de Los Angeles Clippers, tuvo un nuevo problema con aficionados en la NBA. (AP Photo/Frank Franklin II)
Russell Westbrook, base de Los Angeles Clippers, tuvo un nuevo problema con aficionados en la NBA. (AP Photo/Frank Franklin II)

Ya sea por la cercanía de los aficionados a la cancha, la intensidad del deporte o la naturaleza verbal del juego, los incidentes de aficionados con jugadores de la NBA han sido más comunes de lo que la Liga -y los jugadores- quisieran, y nuevamente tocó a Russell Westbrook vivirlo.

Westbrook ya ha tenido altercados anteriormente, y esta semana se hizo de palabras con un aficionado al finalizar el partido entre Los Angeles Clippers y Denver Nuggets. Después de un intercambio de palabras, la árbitro Lauren Holtkamp intervino para evitar que escalara la situación.

En la conferencia de prensa posterior al encuentro, el ex Jugador Más Valioso de la NBA no entró en detalles sobre lo sucedido y solo lamentó que “los aficionados puedan decir lo que quieran”, al tiempo de asegurar que únicamente se protegió.

Westbrook vs aficionados

Desafortunadamente, esta no es la primera ocasión en que el base tiene un problema con los aficionados. En 2019, cuando aún jugaba en el Oklahoma City Thunder, Westbrook tuvo un altercado en un encuentro ante el Utah Jazz.

En esa ocasión, el Jazz expulsó al aficionado de por vida de sus partidos por dirigir insultos raciales hacia el jugador, mientras que el basquetbolista recibió una sanción de 25 mil dólares por insultar y amenazar a un aficionado. Esa temporada también empujó a un aficionado en Denver.

En diciembre de 2022, cuando aún jugaba para los Los Angeles Lakers, Russell tuvo otra discusión con un asistente en un partido ante los Milwaukee Bucks. Meses más tarde, la situación se repetiría durante los playoffs en un duelo ante los Phoenix Suns. El jugador ha alegado desde su primer incidente que los basquetbolistas no están protegidos en las arenas.

Otros incidentes poco agradables

Westbrook no ha sido el único jugador en tener problemas con los asistentes a un partido. En 2019, Kyrie Irving -quien pasó dos años con los Boston Celtics, pero no tuvo muchos halagos para sus aficionados a su salida del club- regresó vistiendo los colores de los Brooklyn Nets. En su primer partido de vuelta, un seguidor de los Celtics le aventó una botella de agua. Fue arrestado y acusado de agresión.

LeBron James también ha tenido incidentes con asistentes que no se han comportado a la altura. (Photo by Andy Lyons/Getty Images)
LeBron James también ha tenido incidentes con asistentes que no se han comportado a la altura. (Photo by Andy Lyons/Getty Images)

En los playoffs del año pasado, un asistente en Dallas estuvo hostigando a la familia de Chris Paul, jugador de los Phoenix Suns. Su comportamiento llegó a tal grado que el jugador se quejó y el asistente fue retirado del recinto. En 2021, LeBron James también pidió que retiraran a un par de fans de Indiana en un duelo ante los Pacers.

A veces los apostadores se toman personal si un jugador no cumple con sus expectativas, como sucedió con Bradley Beal, quien fue hostigado por aficionados del Orlando Magic porque el jugador no cubrió su apuesta. El intercambio llegó al punto que Beal tiró la gorra del asistente, quien más tarde demandaría al escolta de los Washington Wizards.

El peor percance en el deporte estadounidense

El incidente más fuerte -y vergonzoso- de la NBA entre jugadores y aficionados tuvo lugar en noviembre del 2004. El incidente, conocido como “Malice at the Palace”, tuvo lugar en un partido entre los Indiana Pacers ante los Detroit Pistons. La rivalidad entre ambos equipos se encontraba en su punto más alto, pues se habían enfrentado un año antes en la Final de la Conferencia Este.

Ben Wallace (3), de los Detroit Pistons, y Jermaine O'Neal (7), de los Indiana Pacers, ifueron sancionados por la pelea en Auburn Hills. (Photo by Ezra Shaw/Getty Images)
Ben Wallace (3), de los Detroit Pistons, y Jermaine O'Neal (7), de los Indiana Pacers, ifueron sancionados por la pelea en Auburn Hills. (Photo by Ezra Shaw/Getty Images)

Con el partido prácticamente definido en favor de Indiana, hubo una fuerte falta y tras un altercado entre ambos equipos en la duela, un aficionado aventó un vaso que le pegó a Ron Artest. En ese momento todo se salió de control. Artest y Stephen Jackson subieron a las gradas para confrontar al aficionado (aunque inicialmente se fueron sobre el equivocado).

Lo que siguió fueron minutos de locura con aficionados sobre la duela, bebidas y hasta una silla aventados con dirección a los jugadores de Indiana, algunos jugadores tirando golpes a aficionados mientras otros intentaban separarlos.

Al final, cuatro jugadores de cada equipo serían multados y suspendidos, incluyendo sanciones severas contra Artest, Jackson y Jermaine O’Neal. Además, la ciudad de Detroit levantó cargos contra jugadores y aficionados, lo que llevó a la NBA a realizar cambios en la seguridad en las arenas, lineamientos para jugadores y venta de bebidas alcohólicas durante los partidos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Limpiaparabrisas se moderniza y… recibe pago con tarjeta