Anuncios

La defensa de Abdo Benítez denuncia por prevaricato y persecución de inocentes a los fiscales

Asunción, 18 mar (EFE).- Los abogados del expresidente paraguayo Mario Abdo Benítez (2018-2023) denunciaron este lunes por presunto prevaricato y persecución de inocentes a dos fiscales que imputaron al líder político y ocho exfuncionarios por la supuesta revelación de secretos durante su gestión que habría afectado al exmandatario Horacio Cartes (2013-2018).

La acción fue presentada en contra de los fiscales Aldo Cantero y Giovanni Grisetti, quienes formularon la imputación en contra los exfuncionarios dentro de una causa abierta tras una denuncia presentada en julio de 2023 por Cartes, en la que alega haber sido víctima desde 2018 -cuando asumió su sucesor- de una "persecución" por parte de "personas en el ejercicio del poder político".

Ambos funcionarios judiciales fueron retirados del caso por el titular del Ministerio Público, Emiliano Rolón, el pasado jueves, después de que la prensa local publicara presuntas conversaciones vía WhatsApp entre Cantero y Pedro Ovelar, el abogado de Cartes, que al parecer ocurrieron entre agosto y septiembre de 2023.

Rolón solicitó un sumario administrativo a raíz de la supuesta filtración.

Uno de los abogados de la defensa, Alfredo Kronawetter, declaró a periodistas este lunes que el acta de imputación es "irregular" e indicó que solicitaron "una serie de diligencias", entre ellas -según la denuncia- la incautación de los móviles de Cantero y Grisetti para una pericia técnica, así como el decomiso y lacrado de las computadoras en los despachos de ambos funcionarios.

De igual forma, pidieron informes de empresas de telefonía con la geolocalización de varios celulares y que se evalúe el circuito cerrado de las cámaras de seguridad del Ministerio Público, entre otros.

"Estamos esperando que, a luz de esta presentación, el Ministerio Público actúe con la debida celeridad, principalmente, porque se pueden frustrar elementos esenciales en la configuración de las conductas que preliminarmente estimamos que encuadran dentro de la prevaricación y persecución penal de inocentes", agregó.

La exministra y abogada defensa Cecilia Pérez argumentó que se vieron "en la necesidad" de promover la denuncia, al ver que no haber obtenido respuesta a su pedido de apertura de una investigación a raíz de la divulgación de los supuestos chats por parte del diario ABC Color y la radio ABC Cardinal.

"No obtuvimos respuesta y no podemos dejar que pase más tiempo, porque las evidencias se pierden", alegó.

Cantero y Grisetti imputaron a Abdo Benítez por presunta revelación de secretos de servicio, revelación de secretos privados por funcionarios o personas con obligación especial, inducción a un subordinado a cometer un hecho punible, denuncia falsa, simulación de un hecho punible, usurpación de funciones públicas y asociación criminal.

La acusación, que fue admitida por la jueza penal de garantías Cynthia Lovera, afecta también al exsecretario privado de Abdo Benítez y diputado oficialista Mauricio Espínola, así como el exministro del Interior Arnaldo Giuzzio y los extitulares de la Secretaría Nacional Anticorrupción (Senac) y Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad) René Fernández y Carlos Adolfo Arregui, entre otros.

La jueza solicitó al Congreso el desafuero de Abdo Benítez, quien es senador vitalicio por haber encabezado el Ejecutivo, y Espínola. El requerimiento deberá ser estudiado por las respectivas cámaras.

(c) Agencia EFE