Anuncios

Decepción contra euforia en un clásico en el Villamarin

Sevilla/Bilbao, 24 feb (EFE).- El Betis y el Athletic se miden en el Benito Villamarín en un duelo de ánimos encontrados, casi contrapuestos, que los verdiblancos afrontan tras su eliminación en la Liga Conferencia ante el Dinamo de Zágreb y su rival casi eufórico, por verse en pelea por la 'Champions' y a un paso de la final de Copa.

Los del chileno Manuel Pellegrini vuelven a su feudo con la moral tocada tras su eliminación europea, pero conscientes de la importancia de enderezar el rumbo en la Liga, en la que son séptimos con 39 puntos, a uno de la Real Sociedad, aunque lo hacen ante un equipo que viene de derrotar al Girona (3-2) y con serias aspiraciones europeas.

Pellegrini sólo ha tenido tiempo para recomponer los ánimos tras la noche de Zágreb, que le ha dejado la secuela de la lesión del delantero congoleño Cédrick Bakambu, que se une a las bajas por sanción del central griego Sokratis Papastathopoulos, el mediocentro Marc Roca y el lateral izquierdo Juan Miranda.

La sanción de Miranda, unida a la lesión del brasileño Abner Vinicius, deja al chileno sin laterales zurdos específicos en la primera plantilla, por lo que sus opciones pasarían por cambiar de costado a un diestro o recurrir, como ya hizo en tierras croatas, al zaguero de la cantera Xavier Pleguezuelo.

Sí recupera, por contra, a uno de sus baluartes defensivos, el central argentino Germán Pezzella, sancionado en la Liga Conferencia y que en la vuelta a la Liga formará pareja en el eje de la zaga con el marroquí Chadi Riad, también única opción por la sanción de Sokratis.

También apuntan a la titularidad el centrocampista Pablo Fornals y el delantero argentino Chimy Ávila, quienes no fueron inscritos para la Liga Conferencia tras llegar en el mercado invernal, y que se presumen piezas básicas en un equipo marcado por las lesiones de jugadores como Isco Alarcón, Ayoze Pérez y, ahora, Bakambu.

Para el mediocentro, Pellegrini también podría mover piezas y, junto al fijo Johnny Cardoso, una de las revelaciones tras llegar desde el Fluminense brasileño, podría entrar Sergi Altimira por las escasas prestaciones aportadas en Europa por el portugués William Carvalho.

Su homónimo brasileño Willian José es la única opción para acompañar a Chimy Ávila en el caso de que apueste por jugar con dos puntas tras la lesión de Bakambu, mientras que el francés Nabil Fekir, tan exigido como irregular, seguirá siendo la referencia en la mediapunta bética.

El Athletic viaja a Sevilla con la intención de apuntalarse en la pelea por la 'Champions' y, de paso, fortalecer su ya elevada moral de cara a la vuelta de la semifinal copera ante el Atlético de Madrid, el jueves en San Mamés, un duelo al que llegará con ventaja tras el 0-1 del Civitas Metropolitano.

La reciente victoria sobre el hasta hace poco imparable Girona (3-2) y la remontada en la primera vuelta al conjunto bético, del 0-2 a los 10 minutos de partido hasta el 4-2 final, son dos referencias inmediatas que también le animan ante un encuentro que abre una semana trascendental en la temporada bilbaína, que finalizará con la visita en ocho días del FC Barcelona a 'La Catedral'.

Una semana intensa que el conjunto vasco acomete pleno de moral, en una racha de solo una derrota en 21 partidos, con 32 de 45 puntos posibles sumados en Liga, pleno de victorias, seis, en la Copa, y acariciando la Liga de Campeones.

El Athletic es quinto, a dos puntos del cuarto, precisamente el Atlético de Madrid; tiene una amplia ventaja de nueve sobre el sexto, la Real Sociedad, y diez puntos sobre el séptimo, el Betis.

En ese escenario casi idílico, las mayores preocupaciones que se le presumen a Ernesto Valverde, ideólogo de este intenso, presionante y ofensivo Athletic, es si arrancar el choque con su equipo titular o reservar a jugadores importantes.

No es fácil la decisión, ya que dos de sus principales estrellas, Nico Williams y Oihan Sancet, salieron en la última media hora ante el Girona y se mostraron necesitados de minutos tras perderse tiempo de juego en los últimos partidos por problemas físicos.

Y no parece que a los otros dos delanteros, Iñaki Williams y Gorka Guruzeta, vaya a darles descanso. Al mayor de los Williams para que recupere el nivel previo a su viaje a la Copa de África, y a 'Gurugol', renovado hace unos días hasta 2028, para aprovechar su excepcional momento de forma.

Aunque el jugador que doblegó al Girona fue Alex Berenguer, que lleva ya seis goles marcados siendo el suplente de Nico. También Unai Gómez está aportando en la media punta cuando releva a Sancet.

Para mañana son seguros el meta Unai Simón, que en Copa deja su sitio a Julen Agirrezabala, y los laterales Oscar de Marcos y Yuri Berchiche, ya que la segunda opción de ambos, Iñigo Lekue, está lesionado.

Sendos tríos de futbolistas aspiran a las parejas de centrales y medios centro. En defensa se presume fijo a Yeray Álvarez porque sus dos compañeros, Dani Vivian y Aitor Paredes, casi todo el curso titulares, tienen cuatro amarillas; y por delante el gran momento de Beñat Prados, gran sorpresa de la temporada, le da ventaja sobre Mikel Vesga un tanto a la baja para acompañar a Iñigo Ruiz de Galarreta.

Lesionado también Ander Herrera, Dani García, sin apenas minutos tras una lesión muscular, el capitán Iker Muniain y los delanteros Adu Ares, Asier Villalibre y Raúl García tendrían sus opciones si Valverde se decide a jugar con la segunda unidad. Que no se espera demasiado.

- Alineaciones probables:

Betis: Claudio Bravo; Bellerín, Pezzella, Riad, Pleguezuelo; Johnny Cardoso, Altimira; Fornals, Fekir, Abde; y Chimy Ávila.

Athletic: Unai Simón; De Marcos, Vivian, Yeray, Yuri; Prados, Galarreta; Iñaki Williams, Sancet, Nico Williams; y Guruzeta.

Árbitro: Guillermo Cuadra Fernández (Comité Balear).

Estadio: Benito Villamarín.

Hora: 16.15 (CET) (17.15 GMT)

(c) Agencia EFE