Anuncios

Dani Alves, el jugador que sin hacer nada en Pumas se ganó su boleto a Qatar 2022

Dani Alves tuvo un torneo decepcionante con los Pumas. (Foto: Agustin Cuevas/Getty Images)
Dani Alves tuvo un torneo decepcionante con los Pumas. (Foto: Agustin Cuevas/Getty Images)

Tite, estratega de Brasil, reveló la lista oficial de futbolistas con la que la Canarinha buscará conquistar Qatar 2022. La plantilla está plagada de estrellas mundiales —como de costumbre—, y entre esos nombres se encuentra el de Dani Alves, el jugador de Pumas que llegó con la promesa de llevar a lo más alto al club y que fracasó en el intento.

Alves arribó a la Liga MX de forma sorpresiva para el Apertura 2022; los universitarios buscaban regresar al protagonismo y el brasileño fue una pieza mediática para lograrlo. En un inicio todo era color de rosa, rápidamente se ganó el cariño de la afición, pero conforme avanzó el tiempo la ilusión se convirtió en decepción y hasta terminó abucheado.

Un jugador de tal calibre supondría un salto de calidad en cualquier equipo del fútbol mexicano, pero con Pumas no fue así. El conjunto auriazul se quedó fuera de las 12 primeras posiciones, no disputó el repechaje, y estuvo imposibilitado de pelear por el título a pesar de que se reforzaron con un crack mundial.

Su juego no fue el que se esperaba, incluso fue señalado como responsable de que el equipo no rindiera. También se le acusó de entorpecer el funcionamiento colectivo debido a su papel de estrella y a sus condiciones físicas.

Durante el más reciente torneo, Dani Alves jugó 12 partidos, no anotó ningún gol, asistió en 4 ocasiones y se convirtió en el jugador que más pases filtrados precisos creó en toda la liga (17).

Los números reflejan una cosa: mostró algunos chispazos de su calidad, pero no los suficientes para cumplir con las expectativas que se tenían de él. No fue un jugador que sobresaliera o que definiera los juegos a través de sus genialidades; terminó contagiándose de la mala inercia de los universitarios y siendo un futbolista más en una competencia de menor nivel, tomando en cuenta toda su trayectoria.

Aunque el fracaso no recae exclusivamente en el jugador de 39 años, sí carga con una gran responsabilidad por las condiciones con las que llegó. Aquel ex jugador del Barcelona prometía llevar una estrella al conjunto auriazul, él siempre campeonaba con la camiseta que vestía, pero en México esa tradición se rompió.

Ser el refuerzo bomba del torneo no lo libró de toda la presión y ataques, tanto aficionados como personajes dentro del medio deportivo lo apuntaron y criticaron.

“Dani Alves nos ha enseñado lo fácil que es ser futbolista. Si él puede jugar a sus 39 años en la primera división, cualquier amateur panzón y chelero puede hacerlo. Una inspiración el brasileño. ¡Qué fácil es ser futbolista!", fueron las palabras de Alvaro Morales, comentarista de ESPN, en contra del sudamericano.

Incluso en Brasil están conscientes del mal momento deportivo que vive Dani Alves. Un sector de la gente se ha mostrado inconforme con su convocatoria. Hasta el periodista brasileño, André Henning, también expuso su desaprobación durante la transmisión en la que Tite anunció la lista de 26 jugadores.

Un nombre que pesa

Dani Alves es una leyenda viviente del fútbol mundial, pero su rendimiento en el último torneo no es ni la más mínima muestra de lo que ha sido su carrera. Su nombre tiene un peso enorme para cualquiera que esté frente a él.

Es verdad que el último semestre no fue el más grato para el multicampeon internacional. Y sí, puede ser cuestionable (por su ritmo de juego) que sea considerado para representar a uno de los principales contendientes para ganar la copa. Sin embargo, la plantilla de Brasil es digna de envidias mientras que la de Pumas solo generó decepciones. Cuando estás bien acompañado las cosas salen mejor, ese es un mantra de la vida que se puede trasladar a la cancha.

En el balompié mexicano tenía que cargar con un equipo carente en distintos sentidos; había que soportar las fallas de Juan Ignacio Dinenno, cubrir los huecos que dejaba Leonel López, o corregir los recorridos de Toto Salvio. En Brasil es solo una pieza más de un engranaje casi perfecto.

Alves intentó aportar liderazgo pero ni eso fue suficiente para ayudar a Pumas. (Foto: Hector Vivas/Getty Images)
Alves intentó aportar liderazgo pero ni eso fue suficiente para ayudar a Pumas. (Foto: Hector Vivas/Getty Images)

Su estadía en Pumas lo orilló a buscar nuevos horizontes. Cuando finalizó el torneo mexicano para los felinos, Alves se marchó a Barcelona para entrenar a un mejor nivel de cara a la justa internacional. Cabe señalar que no estuvo presente los últimos amistosos de la selección ya que no cumplía con los criterios mínimos de fuerza y potencia.

Por su parte, el seleccionador brasileño enfrentó a las críticas y justificó su presencia alegando que los criterios que tomó para elegirlo fueron iguales a los del resto de elementos, y que como lateral derecho se amolda a lo que busca en el funcionamiento de su equipo.

Muy seguramente su juego sea más brillante con jugadores de calidad mundial, porque lo que bien se aprende nunca se olvida. Dani Alves sabe lo que es jugar con los mejores futbolistas del planeta, aunque parezca que durante su estancia en México lo olvidó.

No estará en el mejor momento de su carrera pero Dani talló su nombre en letras de oro durante años en el fútbol de Europa, lo ganó todo y aún quiere más, es el jugador con más títulos en la historia (43). Una jerarquía de ese tamaño no se borra de la noche a la mañana.

En esta nueva aventura mundialista Alves está lejos de ser la figura, en la plantilla hay un sinfín de estrellas que se distribuyen la presión, y ese factor también puede potenciar sus cualidades dentro de la cancha. No ha logrado conquistar la Copa del Mundo y parece que en Qatar tiene su última oportunidad para lograrlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Brutal método para robar una bicicleta en México; ¿cómo evitas algo así?