Anuncios

Las curiosas imágenes que dejó el partido entre Chiefs y Dolphins

CIUDAD DE MÉXICO, enero 14 (EL UNIVERSAL).- El césped del estadio Arrowhead se tornó gélido. Durante la "Ronda de Comodines" de la NFL, los Kansas City Chiefs y los Miami Dolphins jugaron a casi 30 grados bajo cero de sensación térmica.

El partido pasó a la historia como uno de los más fríos de la Liga, situándose en el cuarto lugar. Las extremas condiciones climáticas dejaron distintas postales: bigotes congelados, cascos rotos y refrigeradores que evitaban el total enfriamiento de bebidas.

Pese a las adversidades, los Chiefs se impusieron (26-7) ante los Dolphins, quienes están acostumbrados al sol de Miami, Florida.

Las postales que dejó el estadio Arrowhead

En redes sociales, se viralizaron distintas imágenes del juego. Una de ellas fue del bigote congelado de Andy Reid, quien es entrenador de los Kansas City Chiefs. Pequeñas formaciones de hielo adornaron el rostro de Reid, quien se convirtió en víctima de las temperaturas extremas.

Otra de las postales fueron las cervezas congeladas que "arruinaron" la diversión de los aficionados presentes en el estadio. Las bebidas se llenaron de hielo, al punto en el que era imposible consumirlas e incluso, curiosamente, los refrigeradores del recinto terminaron usándose para evitar la congelación total de las mismas.

El Arrowhead también atestiguó el momento en el que se rompió el casco de Patrick Mahomes, derivado por las afectaciones del frío en el plástico y por un choque que sufrió contra Deshon Elliott de los Dolphins.