Anuncios

La cumbre del G77 + China concluye con promesas de promover el comercio entre sus países

Kampala, 22 ene (EFE).- La III Cumbre del Sur del Grupo de los 77 (G77) + China se clausuró este lunes en Kampala con promesas de promover el comercio entre sus países para “no dejar a nadie atrás”, como reza el lema del foro.

“La única manera de conseguir la prosperidad de manera sostenible es lograr que todas las personas que tengan edad suficiente participen en la creación de riqueza mediante la producción de bienes o servicios”, afirmó el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, durante la ceremonia de clausura, en la capital del país.

Museveni, que este domingo recibió de Cuba la presidencia rotatoria del grupo, aseguró que usará este cargo para promover un aumento de la producción de bienes y servicios de los países del G77 + China, la expansión de sus mercados y la eliminación de los obstáculos para el comercio.

“Cuando compras algo a una persona, estás promoviendo su prosperidad. Y cuando compras algo que yo produje, estás promoviendo mi prosperidad. Los pueblos de África han estado promoviendo durante mucho tiempo la prosperidad de otros pueblos, pero este grupo puede ayudarnos a equilibrar esa contribución”, añadió.

El mandatario ugandés también indicó que la estabilidad y la seguridad de los países del G77 + China será otra de sus prioridades.

“Si no tenemos paz, no podemos conseguir nada. Tendré que estar en contacto con algunos hermanos y hermanas que tienen tensiones e incluso conflictos para ver cómo podemos encontrar soluciones”, dijo.

La unidad del sur global

Museveni cerró con su discurso una cumbre en la que la unidad del sur global ha sido uno de los temas más relevantes.

“Cuba apoyará siempre la defensa de la unidad dentro de nuestra rica diversidad; unidos en nuestros legítimos intereses de nuestros pueblos seremos más fuertes y nuestra voz será escuchada”, aseguró este domingo el vicepresidente de Cuba, Salvador Valdés, durante su discurso inaugural del foro, antes de entregar a Museveni la presidencia del grupo en representación de su país.

También China, representada por el miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China y viceprimer ministro, Liu Gouzhong, pidió al bloque que remase en la misma dirección.

De esa manera, hizo un llamamiento a que el grupo renueve sus esfuerzos “para crear una asociación de desarrollo igualitaria, equilibrada e inclusiva y construir un futuro mejor para la humanidad”.

Liu enfatizó que la cooperación sur-sur será una “prioridad” para China en su relación con otros países y calificó de “imparable” el crecimiento de los países del sur global, que en la actualidad representan “la mitad de la economía global y el 42 % del comercio mundial”.

La cumbre del G77 + China se celebró en un momento en el que, frente a crisis internacionales como la guerra de Israel y Hamás en la Franja de Gaza o el conflicto de Rusia en Ucrania, muchos países del sur global demandan más voz en los organismos internacionales.

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, presente en la ceremonia inaugural, se posicionó también en ese sentido, alegando que el Consejo de Seguridad de la ONU “está paralizado por las divisiones geopolíticas” y su composición “no refleja la realidad del mundo actual”.

“Es necesario reformarlo”, aseguró el ex primer ministro portugués.

El G77 + China, fundado en junio de 1964 con 77 países en desarrollo signatarios, busca ser una plataforma para que las naciones del sur global promuevan sus intereses económicos colectivos y mejoren su capacidad de negociación conjunta ante otros bloques de Estados.

El grupo, que conserva su nombre original (G77) pese al aumento de Estados miembros, está considerado la mayor coalición de países del sur global, con 134 naciones, incluido el gigante asiático.

El foro de Kampala empezó un día después de la clausura de la XIX Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), que también se celebró en la capital ugandesa y atrajo a 24 jefes de Estado y de Gobierno, sobre todo de África.

Estas dos cumbres son de las más grandes que Uganda ha organizado después de la de la Commonwealth (Mancomunidad de Naciones) en 2007.

Pablo Moraga

(c) Agencia EFE