Anuncios

Cuba celebra por lo alto su pase a semifinales en el Clásico Mundial

La Habana, 15 mar (EFE).- Hinchas, jugadores, medios estatales e independientes e incluso altos cargos del Gobierno celebraron este miércoles el histórico pase de Cuba a la semifinal del Clásico Mundial de Béisbol.

En la capital, decenas de aficionados siguieron el partido desde la primera hora de la mañana (el juego comenzó a las 6 de la madrugada, hora local) en una pantalla colocada en el icónico cine Yara. Y festejaron el tercer out en la parte alta de la novena entrada que confirmó el triunfo caribeño.

La reacción no fue para menos: el conocido como 'Team Asere' estará entre los cuatro mejores después de 17 años, de la mano de un equipo que cuenta por primera vez con peloteros de las Grandes Ligas (MLB).

Los antillanos se clasificaron tras un cierre cardíaco frente a Australia y que culminó con un 4-3.

El combinado "de las cuatro letras" disputará su siguiente encuentro el domingo en Miami contra el ganador del cruce entre Venezuela y el segundo lugar del grupo C (Canadá, México o Estados Unidos).

"Nuestro objetivo es llegar a la final, y ahora tenemos la oportunidad de jugar para llegar (...) haremos nuestro mejor esfuerzo", declaró, entre lágrimas, el mánager del equipo, Armando Johnson a la agencia estatal Prensa Latina.

En ese mismo tono se expresó uno de los tres peloteros MLB que integran el equipo Cuba, Yoan Moncada.

"Siempre pensamos que podíamos avanzar a pesar de las dos derrotas iniciales. Estamos muy unidos y eso es lo más importante que nos pueda pasar. Australia fue un gran rival pero nosotros supimos aprovechar las oportunidades que tuvimos", expresó a la prensa oficial el jugador de los Medias Blancas de Chicago.

Tras terminar el encuentro, el periodista especializado Francys Romero señaló en una transmisión en directo que el triunfo es "histórico" e "inesperado" para "muchos".

Por su parte, el sitio oficial Cubadebate publicó una crónica sobria del partido en la que criticó que el picheo "aunque lo hizo bien, hay que señalar que regaló siete bases por bolas".

El Gobierno insular también se hizo eco del pase a las semifinales de la selección nacional.

"Un 15 de marzo, un día tan maceísta (en referencia a la conmemoración de la conocida como Protesta de Baraguá de 1878 por parte del líder independista local Antonio Maceo), Cuba tenía que ganar", celebró el presidente del país, Miguel Díaz-Canel, en Twitter.

En esa misma red social el canciller cubano, Bruno Rodríguez, añadió: "La pasión y entrega en el terreno hicieron vibrar nuevamente a todo el pueblo cubano. Alegría e ilusión con esta victoria en todos los que nos sentimos orgullosos de Cuba".

(c) Agencia EFE